«La asociación es un sitio para dar a los demás»
Mujeres de A.M.A.M. de Montequinto - L. G.
Entidades

«La asociación es un sitio para dar a los demás»

Las mujeres de A.M.A.M. de Montequinto explican la labor de esta entidad, que cambia el significado de sus siglas para centrarse «en la ayuda social»

Actualizado:

Detrás de las siglas A.M.A.M. se encuentran una serie de mujeres comprometidas con su entorno y dispuestas a «salir a la calle» en busca de ayuda para los más necesitados, organizar actividades o poner en marcha talleres para el disfrute de todos. Empezaron su trabajo hace ya ocho años en el barrio de Montequinto, en Dos Hermanas, con el objetivo de ofrecer una alternativa a las mujeres quinteñas. Sin embargo, con el paso de los años, los resultados han desembocado en una ardua tarea de colaboración constante en la recogida de alimentos, organización de citas periódicas en la sede de la asociación y puesta en marcha de talleres de flamenco, pintura al óleo o informática.

Hay unas 120 personas alrededor de esta entidad, aunque son unas quince mujeres las que llevan adelante la dirección de esta asociación, bautizada en su día como, Asociación de Mujeres Amigas de Montequinto. Su presidenta, Pilar Vázquez, asegura que A.M.A.M se asemeja al verbo «amar» con el que pretenden acentuar su vinculación con este núcleo urbano de Dos Hermanas, que cuenta con casi 40.000 habitantes aproximadamente.

La asociación, que nació en su día para dar espacio de ocio a las mujeres de Montequinto, ha desarrollado a lo largo de este último tiempo un amplio trabajo de cooperación con Cáritas para recoger alimentos, destinados a familias con pocos recursos económicos. Junto a ello, A.M.A.M ha realizado visitas a la cárcel y a los hospitales y entregado juguetes en la época navideña a los niños del barrio. Todo, subrayan, con la intención de «ayudar al prójimo», debido especialmente a la «carencia de recursos» por la que pasan muchas familias.

Es, por esta razón, por la que la asociación tiene previsto modificar el significado de sus siglas, para pasar a llamarse Asociación Movimiento Altruista de Montequinto. Una nueva denominación con la cual se conservan las siglas A.M.A.M., tan conocidas ya en el barrio, y que permite dar cabida también a los hombres y enfocar el trabajo a la «ayuda social».

Entre las tareas de estas mujeres que componen la asociación está la de recaudar alimentos. Las últimas acciones se han desarrollado en los supermercados MAS del barrio, donde se han recolectado «entre 400 y 500 kilos de alimentos no perecederos», para repartir entre las familias quinteñas más necesitadas. La intención es volver a repetir esta acción tras el verano y llevarlo a cabo también en otros establecimientos de alimentación de la zona. Organizan, además, durante el curso académico una serie de talleres, que se desarrollan en la sede -ubicada en el Colegio Gloria Fuertes- y en el Centro Cultural Biblioteca de Montequinto, y que van desde sevillanas hasta aeróbic, francés, guitarra o pintura.

«La asociación nos sirve de terapia», asegura una de las mujeres, «sufría una depresión y estar aquí me ha dado la vida». Es la percepción común que responden muchas de ellas cuando reflexionan sobre el significado de A.M.A.M en su día a día. «Es el sitio donde puedo dar lo que llevo dentro a los demás», explica Pilar, la presidenta, a quien todas señalan como una de las bases de esta entidad ya que «sin ella no hay asociación».

En este sentido, aseguran que «merece la pena» salir a la calle en busca de ayuda y poner en marcha iniciativas que mejoren la vida de los demás. «Cualquier ayuda nos engrandece», explican mientras recuerdan actos en los que se disfrazaron de Papá Noel para entregar regalos a los niños. Cada miércoles, estas mujeres se reúnen en su sede para supervisar los talleres e idear nuevos proyectos con los que contribuir a la ayuda social que existe en Montequinto. Un lugar de encuentro en el que surgieron ideas como el certamen de poesía que celebran cada año con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Recientemente, la revista digital Vivir en Montequinto ha reconocido la labor de su presidenta, Pilar Vázquez, como «Quinteña del año». Un galardón que Vázquez ha compartido con el resto de compañeras al tratarse de un proyecto que «hay que echarlo a andar todos los días», ya que el éxito de la asociación está en el constante «movimiento» de actividades y proyectos que la mantienen viva como el primer día.