Dos Hermanas

La Universidad Popular amplía su oferta de idiomas con el portugués y el chino para familias

Del 2 al 8 de julio se abre el plazo de matrícula para los antiguos alumnos

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Universidad Popular de Dos Hermanas va a ofertar de cara al próximo curso 2014/2015 clases de portugués y de chino destinado a familias. Así lo avanzó la delegada de Educación del Ayuntamiento nazareno, Mª Antonia Naharro, durante la inauguración de la exposición de los trabajos realizados por el alumnado a lo largo de todo el año. En concreto, se trata de  una ampliación de los idiomas que actualmente se imparten en la universidad debido a la «demanda social» existente por la «necesidad» de completar el currículum a la hora de buscar un empleo.

Junto con la inclusión del portugués, la principal novedad para el próximo curso estará en las clases de chino para familias que este centro de formación y educación municipal tiene previsto ofrecer, destinado a padres con hijos adoptados de origen chino, con el fin de que estos niños puedan conocer y «retomar la cultura» de la que proceden. Estas clases especializadas se unirían a las clases de chino que ya se imparten en la Universidad Popular desde que arrancara este curso y que han contado con una notable aceptación.

Por lo pronto, el centro abre del 2 al 8 de julio el periodo de matriculación para los antiguos alumnos de las clases de idiomas, como son inglés, alemán, francés y chino. Posteriormente, a finales de agosto comenzará ya el plazo de matriculación normal para el resto de cursos, que van desde el área educacional con clases de preparación a la universidad, informática, retoque digital o lengua de signos, pasando por el área ocupacional con talleres de maquillaje, corte y confección o peluquería, y terminando en el área artística con cursos de pintura, cerámica o manualidades.

Durante este curso recién clausurado, alrededor de 1.900 personas han estado matriculadas en algunas de las clases que se imparten, fundamentalmente entre el edificio de Huerta de la Princesa, la Casa de la Cultura y Montequinto.