La afectada, María Salmerón junto a Rafaela Pastor, de la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres
La afectada, María Salmerón junto a Rafaela Pastor, de la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres - L. M.
tribunales

Pena de cárcel para una madre maltratada por incumplir las visitas del padre

La nazarena María Salmerón ha solicitado su indulto y pide que se «escuche» a la menor

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Son ya catorce los años que María Salmerón lleva de litigios con su exmarido por la custodia de la hija que tienen en común. María fue víctima de malos tratos durante el matrimonio y el que era su esposo acabó condenado, tras ratificarlo el Tribunal Supremo, por un delito de maltrato habitual durante el matrimonio. Ahora, la historia podría acabar con ella entre rejas por los incumplimientos en el régimen de visitas, tras el fallo de una sentencia del Juzgado de lo Penal Número 1 de Sevilla que la condena a seis meses de cárcel por estos hechos.

«La niña dice que no quiere irse con el padre, ¿entonces el derecho del menor aquí dónde está?», explicó ayer María durante una rueda de prensa celebrada en Montequinto, Dos Hermanas, para dar a conocer su situación, «la llevaba al punto de encuentro pero cuando la niña no quería entrar no la obligaba». Ya en 2009, el caso de María Salmerón saltó a los medios de comunicación al perder esta madre la custodia de su hija, después de que su exmarido la denunciara por incumplir el régimen de visitas. La menor, Miriam, tuvo entonces que trasladarse a vivir con su padre, condenado a 21 meses de prisión por maltrato hacia su madre, y se mantuvo con él durante un año y medio hasta que María consiguió recuperar su custodia. «La familia paterna hablaba a mi hija mal de su madre», aseguró.

Lejos de mejorar, la situación en estos últimos años se ha ido complicando aún más para esta mujer sevillana, ya que el pasado 29 de septiembre fue requerida para entrar en prisión y cumplir ahora la pena de cárcel a la que se le condena por los incumplimientos en el régimen de visitas y contar, ya en esta ocasión, con antecedentes. «¿Qué pasa con mi hija? Lleva sufriendo lo que nadie sabe», se lamenta esta mujer que pide a la Justicia que revise su caso y que «escuche» a la menor para conocer su voluntad, puesto que ya tiene 14 años.

El requerimiento para entrar en prisión en el plazo de diez días se encuentra ahora suspendido por el juzgado mediante una providencia, notificada el pasado 30 de octubre, si bien la defensa de la maltratada ha solicitado el indulto total o subsidiariamente parcial de su condena. María no esconde su preocupación acerca de que si ella finalmente va a la cárcel, su hija pueda volver con el «maltratador», en referencia a su exmarido, puesto que este ya ha pedido la custodia de la niña. En cualquier caso, el problema radicaría en «el daño que se le va a hacer a una menor, que no quiere tener relación con su padre», según aseguró su propia madre, «espero que por el sentido común, no hagan lo que hicieron la otra vez, cuando le dieron la custodia al maltratador».

Recogida de firmas

María espera ahora un final favorable para esta situación que la mantiene al filo de la cárcel. En este sentido, la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres mostró ayer, además, su apoyo al caso de María Salmerón, e informó de una recogida de firmas para sustentar el indulto, cuya solicitud elevarán al Tribunal de Estrasburgo si hiciera falta. «María ha sido penalizada por no ir a un punto de encuentro, pero que sepa la ciudadanía que los maltratadores faltan a esos puntos y no son penalizados», recordó la presidenta de la plataforma Rafaela Pastor, que pidió que los asesinatos contra las mujeres se consideren como «crímenes terroristas».