Juan Lorenzo Roca, creador del Pinfuvote
Juan Lorenzo Roca, creador del Pinfuvote - L.M.
Dos Hermanas

Juan Lorenzo Roca, el profesor que ideó un nuevo deporte llamado pinfuvote

Acaba de publicar un libro en el que narra, en forma de cuento, el origen de este singular juego

L.MONTES
Actualizado:

Juan Lorenzo Roca es un profesor de Educación Física de Dos Hermanas que hace años, en 1992, decidió ponerse manos a la obra para idear un tipo de juego deportivo en el que participaran todos sus alumnos, ya que se dio cuenta durante una clase de voleibol en el CEIP La Motilla, de que había una serie de jóvenes que no jugaban porque tenían dificultades de sobrepreso, escasa movilidad por lesiones o falta de psicomotricidad. Debía, por tanto, cambiar las reglas del juego para que todos los estudiantes se sintieran cómodos jugando y pudieran practicar el deporte. Fue así como nació el germen de lo que hoy en día es el pinfuvote, una técnica deportiva que se encuentra incluso registrada en la Propiedad Intelectual de la Junta de Andalucía desde 2009.

Pero, ¿qué es exactamente el pinfuvote? Su propio nombre da, incluso, algunas pistas ya que es el resultado de las iniciales de ping pong, fútbol sala, voleibol y tenis, cuyas normas se entremezclan en este nuevo deporte integrador, ideado por este profesor de origen valenciano que llegó a Dos Hermanas siendo un niño. «Planteé que podían golpear el balón con las manos, con el pie y con la cabeza, podía botar y también bajé la altura de la red», explica Roca.

De esta forma, la razón de ser del pinfuvote es el carácter integrador que tiene gracias a su accesibilidad, con normas básicas y fáciles para todos los alumnos, que permiten que no haya discriminación y se fomenten valores como la tolerancia y la coeducación.

El pinfuvote siguió ya desarrollándose en el IES Jesús del Gran Poder de la ciudad nazarena, a donde Juan Lorenzo Roca se trasladó, siendo hoy en día un deporte que se practica en diversos centros de la ciudad nazarena y que ha traspasado las fronteras no sólo de Dos Hermanas, sino también de la provincia, ya que se encuentra incluido en libros de textos sobre contenidos de deportes alternativos y su práctica se ha extendido por otros países.

«El Pinfuvote, parece ser…»

Precisamente, ahora que se cumplen cuatro años de la fundación del Club Pinfuvote Dos Hermanas, este inquieto profesor de Educación Física ha publicado un libro en el que narra el origen de este deporte de una forma muy peculiar. Lo hace a través de un cuento en el que sus personajes son los animales de la selva. «Los cuentos de Juan nacen sin miedo, nos transporta a una selva imaginaria donde crean un juego en el que participan todos», explicó durante la presentación del libro su compañera de profesión, Mª Dolores González Velasco. «Es un claro ejemplo de cómo transmitir a los alumnos que son capaces de llegar donde ellos quieran».

De hecho, en la dedicatoria de este cuento, Roca ha querido dejar constancia a quiénes va dedicado. «A mis alumnos y alumnas, que fueron el germen de esta historia», se puede leer en el interior de este cuento que ha sido editado en tres idiomas, español, inglés y francés, y que cuenta con dos versiones diferentes, una para alumnos de Primaria, con ilustraciones de Miguel Gómez Terrón, y otra para Secundaria, ilustrado por Alejandro Mosquera García.

«Siempre he estado vinculado a proyectos de integración y enseñanza en valores», reconoció el propio creador del Pinfuvote en esta presentación de su faceta como escritor, hasta ahora desconocida. «Cuando lo registré en la Junta no se conocía apenas, pero hoy en día tiene mucha presencia en los centros y la web tiene más de 160.000 visitas», resaltó.

¿Cómo se juega?

El reglamento diseñado contempla que el pinfuvote debe jugarse en un terreno liso con una superficie de albero o cemento, pudiéndose utilizar para ello las pistas de voleibol, baloncesto y polideportivas. Las dimensiones del campo dependerán, eso sí, del número de jugadores que conformen los dos equipos que se enfrentan y que pueden llegar a los 20 participantes por equipo.

Se juega con un balón de goma-espuma que puede golpearse con las distintas partes del cuerpo, pero nunca dos veces seguidas por un mismo jugador. Además, el balón puede botar una vez en el suelo antes de golpearlo, si bien sólo se permite un máximo de tres toques aéreos.

El terreno de juego está dividido por una red de un metro de altura, similar a la que se utiliza en los partidos de tenis, y a su vez, en cada campo hay una línea divisoria con un círculo en el centro desde donde se realizan los saques. Hay jugadores delanteros, los situados más cerca a la red, y traseros, ubicados al fondo. El partido se gana tras lograr tres «sets», constando cada uno de ellos de 25 puntos.