¿Cuál es el origen de la frase «Mátalo y vete a Utrera»?
Vista general de Utrera - a. f.
Tradiciones

¿Cuál es el origen de la frase «Mátalo y vete a Utrera»?

Según los historiadores, el germen de la expresión hunde sus raíces en el siglo XIV

Actualizado:

Hay una expresión que los utreranos llevan muchos años escuchando en diferentes variantes, pero de la que realmente se desconoce su origen concreto. Hablamos del famoso «Roba, mata y vete a Utrera», o «Mata a tu padre y vete a Utrera», que en realidad, según consta en los escritos de algunos historiadores como Román Meléndez es «Mátalo y vete a Utrera».

Es complicado determinar de manera exacta cuál es el origen real de esta expresión, que muchos han relacionado con la capacidad acogedora que siempre ha tenido una ciudad como Utrera. Por ello haciendo acopio de la habitual exageración propia de estas tierras, se expresaba, que Utrera era una ciudad tan acogedora, que incluso recibía con los brazos abiertos, a las personas que habían cometido fechorías.

Para hablar de la teoría más extendida es necesario realizar un radical viaje en el tiempo y trasladarnos hasta el siglo XIV, concretamente hasta el año 1369. Utrera todavía no existe como núcleo urbano, ya que únicamente encontramos el castillo como una fortaleza importante entre los reinos musulmanes y los dominios cristianos. La ciudad que hoy disfrutamos todavía no era ni siquiera un proyecto.

En cualquier caso la situación de Utrera era de un enorme valor estratégico en este periodo histórico en el que las escaramuzas entre diversos ejércitos eran muy frecuentes. A todo ello hay que unir el conflicto abierto entre Pedro I El Cruel y Enrique de Trastamara, que luchaban encarnizadamente por el trono. En medio de todo este panorama, en el año 1369 el castillo de Utrera termina siendo completamente asolado por el rey de Granada, Mohamed V. Sería la primera de las muchas destrucciones que le esperaban en la historia a la maltratada fortaleza de Utrera.

En esta tesitura Enrique de Trastamara resulta el vencedor de la fraticida lucha con Pedro I, para convertirse en Enrique II de Castilla y ocupar el trono. Es en ese momento cuando el monarca, analizando la estratégica situación de Utrera, toma la decisión de que la fortaleza de la ciudad debía de ser reformada a cualquier precio, por su valor en la lucha con los ejércitos musulmanes. Como cuenta el historiador Andrés Otero, «la frontera había quedado desprotegida con la destrucción del castillo de Utrera, por eso Enrique II comienza a conceder privilegios a todos lo que acudieran a repoblar Utrera, para lo que se sacó incluso gente de las cárceles».

La clave de que el eslogan «Mátalo y vete a Utrera», resultara un tremendo éxito hay que buscarla en la gran cantidad de ventajas que se les dieron a aquellas personas que decidieron contribuir a la repoblación de Utrera. La ciudad era un sitio peligroso, por lo que no era fácil convencer a nadie para que se trasladase a vivir entre sus muros. De esta forma la teoría más extendida del surgimiento de la famosa expresión, se enclava en este concreto periodo histórico, e increíblemente ha pervivido hasta nuestros días, aunque como aseveran los propios historiadores, son solo teorías, no hay una absoluta certeza de que la expresión surgiera por los hechos anteriormente relatadas.