La alcaldesa de Marchena, Mar Romero - Infomarchena

La alcaldesa de Marchena: De «no voy a cobrar 50.000 euros» a ponerse un sueldo de 49.530 euros anuales

La socialista Mar Romero cumple matemáticamente con su promesa de campaña -por 470 euros al año-, pero la oposición ve en su salario «una tomadura de pelo a los vecinos»

Actualizado:

María del Mar Romero, alcaldesa socialista de Marchena (Sevilla), decía durante la campaña electoral sobre su futuro sueldo: «No voy a cobrar 50.000 euros. Para nada». Un mes más tarde, en el primer pleno del Ayuntamiento, aprobó su salario: 49.530,24 euros anuales. Matemáticamente su promesa es cierta. Pero la oposición acusa a la socialista de «tomar el pelo» a los vecinos.

«Cobro lo mismo que el alcalde saliente», se defiende Romero. «¿Por qué tendría que cobrar menos?». Fuentes consultadas por ABC de Sevilla confirman que José Antonio Zambrano (PSOE), quien la precedió en el cargo, percibía esa cantidad, que es lo que ganaba como profesor. «Pero ella no ganaba eso ni de lejos fuera de la política», señalan. Según el PP, Romero se empeña en compararse con el anterior regidor para «heredar» su sueldo, pero antes de ser alcaldesa, solo cobraba 345 euros brutos al mes por las clases que da en la universidad Pablo de Olavide. «Ahora se va a llevar 4.100 euros brutos al mes». El cambio es sustancial.

Además, denuncian los populares que la alcaldesa va a seguir trabajando en la universidad dos mañanas por semana. «Va a ir a la Olavide a dar clase con el sueldo que le pagan los marcheneros. Le dijimos que se cogiese una excedencia en la universidad, pero se negó porque perdía antigüedad», aseguran desde el Partido Popular.

La alcaldesa socialista niega que los 345 euros fuesen sus únicos ingresos antes de ser alcaldesa: «Soy abogada, estoy en un despacho», dice. En el PP no la creen. «Romero presentó su declaración de bienes y solo aparecían sus clases en la Olavide». Añaden que ya no está colegiada y que su única fuente de ingresos conocida aparte de la universidad es una tienda de ropa de niños que cerró hace años.

Lo que escuece en el pueblo -explica la oposición- es que la alcaldesa dijese que no iba a cobrar 50.000 euros y al final se quedase a menos de 500 euros anuales de esa cifra. «Cuando yo era alcalde», relata el andalucista Juan Rodríguez, «cobraba 42.000 brutos anuales. Zambrano lo subió a 49.530. Y así se lo ha quedado la alcaldesa ahora».

Un «extra» de 1.300 euros al mes

El segundo punto polémico del salario de Mar Romero tiene que ver con las dietas que se cobran por asistir a las reuniones del Consorcio de Aguas, que son casi 1.300 euros al mes. Según los representantes de el PP, Ganemos y el PA, ese «extra» le corresponde a la alcaldesa, que puede delegar en alguien y que cobre esa persona. Romero niega que vaya a percibir ese dinero: «No voy a asistir a esas reuniones. Y si voy y cobro, voy a donar mi sueldo a un programa de empleo social», promete.

Añade dolida Romero, que el debate sobre su sueldo le hace «daño». «Duele mucho. Yo tengo familia», explica. Y se muestra arrepentida de lo que dijo sobre no cobrar 50.000 euros, aunque solo a medias: «Me arrepiento por el revuelo y la demagogia. No veo que sea desorbitado mi sueldo».

Sueldo de funcionario tipo A

Lo que sí es cierto, según la propia alcaldesa y la oposición, es que su salario no es más alto que el de un funcionario de grupo A del Ayuntamiento, que fue la segunda parte de su compromiso en televisión. «Yo entiendo que el alcalde debe cobrar como un [funcionario del] grupo A del Ayuntamiento», decía. La razón, según la socialista: «Es la persona que mayor responsabilidad tienen en el Ayuntamiento. En caso de accidente laboral, catástrofe, de cualquier problema, el que responde es el alcalde. El primero que va imputado es el alcalde». Eso no resta indignación a la oposición, que sigue sin entender cómo cobra cerca de 50.000 euros y mantiene las clases en la Olavide. «Será legal, pero no está bien», sentencian.