El polígono La Red de Alcalá de Guadaíra acoge a cientos de empresas ABC
Economía

El 84% de las licencias de apertura solicitadas en Alcalá de Guadaíra se resuelven en un solo día

Desde el año 2016, se han incoado 842 «licencias exprés», de las cuales 135 se refieren a actividades sometidas a calificación ambiental

S. P.
Alcalá de GuadaíraActualizado:

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra defiende que la obtención de licencias y autorizaciones destinadas a la puesta en marcha de actividades industriales no supone una ralentización en la apertura de iniciativas generadoras de empleo, ya que los datos técnicos municipales dados a conocer y que confirman que desde el año 2016 se han incoado 842 expedientes de los cuales un 84% se han resuelto en un solo día.

No obstante, la intención del gobierno municipal es reforzar el servicio de licencias de aperturas dentro de su objetivo genérico de agilizar la administración.

Según ha explicado en un comunicado el delegado de Urbanismo, José Manuel Rodríguez «una de las prioridades del gobierno municipal es facilitar a emprendedores y empresarios la tramitación de sus proyectos, tanto en el tiempo como en la simplificación de las gestiones necesarias».

Según el gobierno municipal, estos datos contrastan con «algunas informaciones aparecidas en los últimos días, que hablan de las demoras que en esta parcela se producen en la ciudad y que resultan inexactas con los datos recogidos en las bases de datos municipales», han añadido.

En el informe de los técnicos municipales, que acompaña el resumen cuantitativo de los expedientes de apertura de actividades desde 2016, se explica cómo el Ayuntamiento dispone de una ordenanza reguladora que, desde el año 2010, contempla en su desarrollo medidas que facilitan y reducen las trabas que puedan restringir injustificadamente el acceso a las actividades de servicios y su ejercicio.

Para ello, se simplifican los procedimientos evitando dilaciones innecesarias y reduciendo también las cargas administrativas a los prestadores de servicios que quieran realizar su actividad en establecimientos ubicados en el término municipal.

De esta forma, desde hace nueve años se aplica la denominada Declaración Responsable o «licencia exprés», que sustituye a la licencia de apertura en la puesta en marcha de un establecimiento industrial.

José Manuel Rodríguez
José Manuel Rodríguez - ABC

Esta Declaración Responsable es un documento mediante el cual los interesados manifiestan, bajo su responsabilidad, que cumplen los requisitos exigidos por la Ordenanza Reguladora de Actividades y el resto de la normativa, para acceder al reconocimiento del derecho a iniciar una actividad, disponen de la documentación exigida que así lo acredita y se comprometen a mantener su cumplimiento durante el tiempo inherente a dicho reconocimiento o ejercicio.

Surte efectos desde el día de su presentación, sin perjuicio de las facultades de comprobación, control e inspección que tengan atribuidas las administraciones públicas. Es decir, la presentación en el Ayuntamiento de una Declaración Responsable autoriza a su titular para el inicio de la actividad industrial en el establecimiento señalado, desde ese mismo día.

La salvedad a este procedimiento se produce cuando la actividad para la que se solicita la licencia conlleve una evaluación ambiental conforme a la normativa nacional o autonómica y que, en el caso de las que son competencia del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, tienen un periodo de información pública, notificaciones a los colindantes del nuevo establecimiento y otros requisitos que una vez cumplimentados conducen a la resolución, cuyo plazo se sitúa en torno a las 10 semanas.

Analizada la base de datos municipal desde el año 2016, se han incoado 842 expedientes relativos a declaraciones responsables, de los cuales 135 se refieren a actividades sometidas a calificación ambiental. Esto ha supuesto que el 84% de las autorizaciones industriales se resuelvan en un día.

De estos 842 expedientes para la apertura de actividades, solo un 9% son tramitados por ingenieros industriales, por lo que el gobierno municipal considera que «no suponen un indicador general válido». El resto, un 91%, se corresponde con otras titulaciones, ingenieros técnicos, arquitectos, arquitectos técnicos y otros.