Antonio Gutiérrez Limones/ABC
Antonio Gutiérrez Limones/ABC
Política

Gutiérrez Limones toma posesión como diputado sin renunciar a la alcaldía de Alcalá de Guadaíra

Contraviene las normas internas del PSOE que impiden ejercer ambos cargos

Alcalá de GuadaíraActualizado:

Gutiérrez Limones ha iniciado este miércoles su etapa como diputado tras la constitución de la Cámara Baja. Esto supone que ha incumplido las normas internas de su partido el PSOE, que prohíben a sus miembros ocupar a la vez el cargo de diputado y el de alcalde. Por ahora el silencio del propio Limones y de su entorno sobre la fecha de su renuncia a su cargo en Alcalá es total.

Tan sólo hay una declaración del propio Limones en la que manifestó que se iría cuando se lo indicara el partido, pero siempre después de que se constituyera el congreso. Este requisito se da desde hoy, pero en el Ayuntamiento alcalareño nada se sabe del Pleno que tendría que convocarse para elegir nuevo alcalde después de su renuncia.

Tampoco ha despejado ni Limones ni su partido, ni en Alcalá, ni a nivel provincial, la incógnita de quién se hará cargo de la alcaldía. En este contexto las especulaciones se suceden alrededor de dos nombres que ejemplifican la división interna que atraviesa el PSOE de Alcalá. El propio Limones y quienes le son más cercanos en el partido verían con buenos ojos a la número dos de las listas, Miriam Burgos. El sector renovador, crítico con Limones y con la dirección del partido, así como Susana Díaz, se decantan por Ana Isabel Jiménez, número tres de la listas. Pero ninguno de los bandos realiza una proclamación de la heredera.

El este contexto, el PA de Alcalá, que tiene dos concejales en el Pleno, ha manifestado que desde este miércoles Gutiérrez Limones «se salta a la torera» las normas internas de su partido. Consideran que la ausencia de un heredero claro responde a «una muestra más de la división interna que se produce en el socialismo alcalareño» y piden a Limones que abandone a la mayor brevedad la alcaldía, ya que estiman que «a Limones, a día de hoy, sólo le interesan ya Madrid y el PSOE, como demuestra su falta de atención, planificación y organización, hasta para irse».