El entorrno de Santiago acumula problemas y edificios municipales abandonados
El entorrno de Santiago acumula problemas y edificios municipales abandonados - A.M.

Movilización vecinal frente al deterioro del centro de Alcalá de Guadaíra

Denuncian tráfico de droga, amenazas, robos o el abandono del patrimonio

Alcalá de GuadaíraActualizado:

Los vecinos del casco histórico de Alcalá han lanzado la voz de alarma, ven como el lugar en el que viven se degrada cada día y tienen que sufrir suciedad, peleas, trapicheo de drogas, robos, ruido o el abandono de edificios patrimoniales que amenazan con venirse abajo por dejadez de la administración en su mantenimiento.

Los problemas se concentran en el entorno de la iglesia de Santiago. Es aquí donde los residentes han comenzado a movilizarse. Han recogido firmas y las han entregado al Ayuntamiento, lo siguiente es pedir una reunión con la alcaldesa Ana Isabel Jiménez para explicarle la situación. Aunque no debería ser necesario, el edificio Consistorial está en el epicentro del problema.

En los últimos meses han proliferado las ocupaciones de viviendas vacías. Algunas son de bancos o del propio Ayuntamiento, pero también ocurren en casas particulares. En el entorno de la Plaza del Derribo hay dos. En la calle Herrero otra más. El fenómeno se extiende por la zona de las Corachas, donde hay incluso un bloque de pisos okupado entero. Los vecinos denuncian ruidos, peleas, amenazas, robos en sus viviendas, tráfico de drogas y advierten de que en alguna de ellas se vende droga. Los residentes indican que existe un efecto llamada porque la mayoría son personas de fuera de la localidad que se conocen entre ellos.

Denuncian y temen porque hay más casas vacías. Pero a la vez intentan organizarse. En la madrugada del domingo ocuparon una vivienda más. Empezaron a llamarse para localizar al dueño y a la Policía. Lograron su objetivo y los okupas, que primero se resistieron ante los agentes, huyeron al ver que estaba el dueño legítimo y que la policía podía detenerlos. Una de las vecinas sufrió un ataque de ansiedad. Muchos de ellos viven con miedo. En particular los escasos comercios que quedan en la zona.

La administración también contribuye notablemente a la degradación de la zona. Es la propietaria de varios edificios de notable interés patrimonial y que mantiene cerrados, amenazando ruina y llenos de basura. Es el caso de la antigua comisaría de Policía Nacional un edificio regionalista del arquitecto Juan Talavera. O de la Casa Ybarra un palacete que ha sido completamente expoliado y convertido en refugio para consumidores de drogas. En varias ocasiones ha sido incendiado y en una apareció una persona muerta en su interior. También de Villa Esperanza, justo enfrente de la anterior, totalmente destrozada. Todo ello a escasos metros del Ayuntamiento o incluso al lado. Pared con pared con él hay una vivienda muy antigua y en mal estado de la que en varias ocasiones se ha producido desprendimientos del tejado.

La zona afectada es el corazón histórico de Alcalá. Allí está la iglesia de Santiago de planta gótico-renacentista, la cuesta de Santa María puerta del Castillo con varias casas señoriales o el barrio de las Corachas, que conserva la trama original urbana de calles estrechas. También servicios como la Tesorería de la Seguridad Social o el propio Ayuntamiento. Para los edificios vacíos, los vecinos planten su transformación en centros de formación, servicios municipales y hoteles de forma que «el barrio se llene de vida y atractivo y se recuperen casas y comercios»