Existen una demanda laboral creciente en la ciudad para la elaboración de productos como las Tortas de Alcalá
Existen una demanda laboral creciente en la ciudad para la elaboración de productos como las Tortas de Alcalá - A.M.
Alcalá de Guadaíra

Panaderos y confiteros piden a la Junta un ciclo formativo por la falta de personal cualificado

La administración ha desestimado implantar esta modalidad y pone en peligro el crecimiento del sector

Alcalá de GuadaíraActualizado:

El sector de la panadería y la confitería está en auge en Alcalá. Sus ventas aumentan y con ellas la producción, pero se enfrentan a un problema que los puede llevar a morir de éxito: no hay personal cualificado para trabajar. La solución que han planteado a la Junta es que implante en Alcalá un Ciclo Formativo de Grado Medio de Panadería, Repostería y Confitería en su Modalidad de Formación Dual. Pero la administración autonómica lo ha desestimado y compromete así el futuro del sector.

La Federación de Industriales y Comerciantes de Alcalá de Guadaíra (FICA), la Asociación de Panaderos de Alcalá y la Asociación de Productores de Tortas de Alcalá ha mostrado su rechazo ante esta decisión. Les resulta además difícilmente comprensible, ya que se dan todos los elementos necesarios. Hay un instituto, el Leonor de Guzmán que está dispuesta a poner en marcha estas enseñanzas en sus instalaciones, donde disponen de sitio para las mismas. Todas las empresas de panadería y confitería de la ciudad (un total de 23) apoyan la idea y además se ha comprometido a acoger a alumnos en prácticas para completar las enseñanzas, algo que resulta imprescindible. Existe incluso unanimidad política. Todos los grupos municipales también han mostrado su apoyo. Los empresarios argumentan además que la mayoría de los estudiantes del ciclo entrarían de inmediato a trabajar, por la gran demanda que hay en el sector y sobre todo en Alcalá.

La causa principal del malestar de los empresarios es que consideran que la decisión se basa en «una premisa falsa» y es que el IES Leonor de Guzmán no tendría capacidad para acoger al Ciclo Formativo en el caso que tuvieran que escolarizar a los alumnos de la ESO provenientes de centros de Primaria. Por parte del centro se ha expuesto de forma reiterada ante todas las instancias oportunas, que tienen capacidad suficiente para acoger ambas líneas formativas en el caso de que fuera necesario.

Los empresarios no dudan en afirmar que «la negativa a implantar esta formación supone un duro golpe para la economía local y el freno al crecimiento de un sector en auge que está en disposición de crear riqueza y empleo y en los próximos años».

Actualmente en la localidad se vive un resurgir de los sectores de la panadería y de la confitería, que históricamente han dado fama a la ciudad. El pan de Alcalá abasteció durante siglos a Sevilla y ahora los panaderos constatan un incremento de los productos que les reclaman desde la capital. Las Tortas de Alcalá por su lado han pasada a tener un consumo durante todo el año y no estacional y entrar en nuevos mercados.

Esta labor de promoción realizada y que va en consonancia con las nuevas tendencias en la alimentación que buscan productos saludables y realizados artesanalmente se puede ver truncada, explican representantes del sector, por la falta de personal cualificado para atender una demanda creciente.

Los empresarios se han dirigido a la Dirección General de Formación Profesional para que reconsidere la decisión de la delegación de Sevilla y tenga en cuenta «el respaldo empresarial de la iniciativa y su compromiso para el desarrollo adecuado del Ciclo Formativo, al igual que valoren que se cumplen con todos los requisitos que el modelo de Formación Dual exige».