Henry fue conducido ayer al Juzgado de Instrucción número 3 de Alcalá para prestar declaración - ATLAS

Parricidio Alcalá: Henry, el joven boxeador al que sus compañeros le regalaron los guantes

Compañeros del gimnasio en el que entrenaba no dan crédito a lo ocurrido porque tenía muy buena relación con su madre

Alcalá de GuadaíraActualizado:

El presunto autor de la muerte su madre, Henry era un gran aficionado al boxeo. Iba casi todos los días a entrenar al gimnasio Impacto de Alcalá, desde hacía años. Sus compañeros lo estimaban, tanto que cuando en una ocasión andaba mal de dinero, pusieron una aportación para comprarle unos guantes de boxeo.

Henry llegó a este gimnasio siendo apenas un niño. Su forma física ha mejorado mucho en estos años, algunos lo recuerdan como un niño «un poco gordito» que se había convertido en todo un atleta. En los últimos meses había intensificado el entrenamiento porque tenía la ilusión de empezar a competir de forma oficial. Hacía mucho entrenamiento sobre el ring con un sparring que en ocasiones le daba golpes como parte del entrenamiento, siempre con las correspondientes protecciones y siguiendo las normas de este deporte.

Personas que han entrenado con él lo definen como un chico tranquilo, que no se enfadaba por cuestiones del deporte y al que nunca vieron exaltarse, ni tener un mal gesto. Físicamente se cuidada mucho. Varios chicos de su edad del gimnasio figuraban entre sus mejores amigos. Es un gimnasio especializado en boxeo donde se respira un ambiente familiar, indican personas que lo frecuentan.

No tienen constancia de que tuviera mala relación con su madre, todo lo contrario, en una ocasión la llevó al gimnasio para que lo conociera y le insistió para que se apuntara también. La madre lo hizo y probó un tiempo, pero luego se borró. Su hermano también practicaba el boxeo en este mismo gimnasio, donde no dan crédito a lo ocurrido, porque nada en el carácter ni en la forma de actuar de Henry les hacía pensar en algo así.