Los restos de basura se acumulan en varios polígonos de la ciudad
Los restos de basura se acumulan en varios polígonos de la ciudad - ABC
Zonas industriales

Polígonos industriales convertidos en vertederos incontrolados

Los puntos limpios que se construyeron para eliminarlos han sido expoliados antes de abrir

Alcalá de GuadaíraActualizado:

Los polígonos industriales de Alcalá han sumado una función indeseada a la que deberían ejercer como espacios para la generación de actividad económica. Muchos de ellos alojan vertederos ilegales de todo tipo de basura y restos. En ocasiones son las propias empresas las que hacen los vertidos, pero también es frecuente que ciudadanos acudan allí a depositar sus restos desde otros lugares al tratarse de espacios poco frecuentados fuera del horario comercial.

La asociación ecologista Alwadi-ira ha denunciado esta situación y la hay puesto en conocimiento tanto del Ayuntamiento como de la delegación territorial de Medio Ambiente. Según indican en un estudio realizado en los principales polígonos de la ciudad, los vertederos ilegales son un «denominador común» en las zonas industriales de la ciudad. Una realidad que, por otro lado, se repite en otros puntos fuera del casco urbano.

La situación afecta a polígonos como Polisol, Cabeza Hermosa, La Red, Palillos o Cuchipanda y según el estudio realizado por los ecologistas entre los vertidos que se encuentran elementos muy peligrosos como es el caso de piezas de amianto. Hay de todo, desde materiales de construcción que se vierten ilegalmente para no cumplir con la obligación de llevarlos a punto habilitado para ello, hasta mobiliario doméstico, restos de trabajo de carpintería, abundante material procedente de embalajes, restos de podas, repuestos de vehículos o sustancias tan contaminantes como aceites. En muchos casos se trata de los restos producidos por actividades no declaradas

Pero a todo ello se une además otro elemento de contaminación y peligro. Alwadi-ira ha detectado como en algunos de estos polígonos de forma periódica se lleva a cabo la incineración de los restos para eliminarlos.

Alwadi-ira aporta algunas soluciones: aumentar las sanciones y las respuestas ante las denuncias que se presentan, más coordinación entre las administraciones o una labor de sensibilización en la materia. Este colectivo apunta al Ayuntamiento alcalareño como responsable de la situación y lo acusa de «dejación de funciones» a la hora de vigilar estas situaciones y rechaza que se atribuya en exclusiva a actividades individuales de ciudadanos poco cívicos, aunque reconocen que esta circunstancia también se da.

El problema no es nuevo y llegó a plantearse una solución por parte de la administración local. Era la construcción de puntos limpios en los que los empresarios pudieran verter sus restos de forma ordenada con espacios específicos para cada tipo de residuo y lugares adecuados para los más peligrosos o contaminantes. Estos puntos limpios llegaron a construirse  y equiparse, pero nunca entraron en funcionamiento. Eran dos, uno a cada lado de la autovía de Málaga, para facilitar el acceso de las empresas de ambas márgenes. Costaron 240.000 euros

La Federación de Industriales y Comerciantes de Alcalá (FICA) realizó un buen número de peticiones a la administración para que articulara un modelo de gestión de los mismos y los pusiera en marcha, ya que su construcción, demandada desde hacía tiempo por los empresarios, estaba lista. Pero nunca llegaron a abrir. Hoy ya no existen. Han sido arrasados para llevarse cualquier elemento de valor que hubiera en su construcción y que pueda ser vendido como chatarra. Solo queda el espacio en el que se ubicaban.