La liquidación del presupuesto municipal de 2017 arroja un gasto de un millón de euros más de lo previsto
La liquidación del presupuesto municipal de 2017 arroja un gasto de un millón de euros más de lo previsto - A.M.

El PP teme que Hacienda intervenga el Ayuntamiento por el descuadre de su cuentas

En 2017 se gastó un millón de euros más de lo previsto en los presupuestos

Alberto Mallado
Alcalá de GuadaíraActualizado:

El descuadre de las cuentas del Ayuntamiento de Alcalá puede tener consecuencias graves para la administración local, hasta el punto de sufrir una intervención por parte del Ministerio de Hacienda que limitaría la autonomía económica de la entidad.

Así lo advierte el Grupo Municipal del PP en Alcalá quien considera esta situación consecuencia de la «ineficacia y el despilfarro en la gestión por parte del gobierno socialista».

El problema está en el desfase de un millón de euros que arroja la liquidación de los presupuestos de 2017. Esa fue la cantidad que se gastó de más sin tener los correspondientes ingresos. La normativa establece que para corregir las cuentas es necesario elaborar un plan económico y financiero que reduzca los gastos en un periodo de dos años, algo que por el momento el Ayuntamiento no ha llevado a término a pesar de que la Junta de Andalucía ya lo ha reclamado.

El Ayuntamiento llega tarde a los plazos. La liquidación la presentó en marzo. Tenía un mes para elaborar el plan de ajuste y comenzar a aplicarlo. Pero ya acumula dos meses de retraso.

Si no se aprueba la consecuencia es que llegarán al Ayuntamiento los «hombres de negro de Montero», es decir los técnicos del ministerio de Hacienda para valorar la situación económica del Ayuntamiento y que tendrán capacidad «para tomar medidas muy duras de reducción de gastos», explican desde el PP. No solo eso también implicaría una retención de créditos que mermaría la capacidad financiera del Ayuntamiento, así como la constitución de un depósito en el Banco de España hasta que se apliquen las medidas de reducción.

El Gobierno municipal ha elaborado un plan, pero aún no tiene la aprobación en el Pleno. Al estar en minoría necesita el apoyo de parte de la oposición. El PP no está de acuerdo con el planteamiento de reducción de gastos que establece. Básicamete, explican, porque la mayor parte de la reducción prevista se centra en el capítulo de personal.

En este apartado al Ayuntamiento se le acumulan los problemas. Tiene carencias de personal en departamentos como atención al público, policía local o bomberos; carece de jefe de servicio en este departamento y tiene una alta temporalidad. La reducción de unos dos millones de euros en Personal en este año y en el próximo que se plantea supondría la imposibilidad de contratar más personal ni laboral, ni funcionario. Tampoco se podría eliminar la temporalidad.

Por ello desde el PP plantean que el ajuste se haga en gastos superfluos y en el propio sistema de recaudación del Ayuntamiento. Actualmente hay tres oficinas abiertas que gestionan los impuestos municipales: la oficina municipal Arca, el servicio del Opaef y el Registro de la Propiedad, que se encarga de recaudar la plusvalía. Los populares plantean que se reduzcan y concentren en un único departamento todos los impuestos municipales.

Los populares advierten además que esta situación, junto al incremento del gasto que también se produjo en 2016 echa por tierra el Plan de Ajuste elaborado por el Ayuntamiento para el período 2012-2020.