Ana Isabel Jiménez, con el bastón de mando como nueva alcaldesa de Alcalá de Guadaíra
Ana Isabel Jiménez, con el bastón de mando como nueva alcaldesa de Alcalá de Guadaíra - ROCÍO RUZ

La socialista Ana Isabel Jiménez se proclama nueva alcaldesa de Alcalá de Guadaíra

La sustituta de Limones ha obtenido los ocho votos del Grupo socialista, quedando lejos de los 13 de la mayoría absoluta

SEVILLAActualizado:

La socialista Ana Isabel Jiménez ha sido elegida este viernes nueva alcaldesa de Alcalá de Guadaíra, en sustitución de Antonio Gutiérrez Limones (PSOE), que dejó el cargo tras 21 años de forma ininterrumpida.

Tras días de incertidumbre tanto por el lado del PSOE en el gobierno, que no eligió a su candidata de forma oficial hasta el miércoles, como por la posibilidad de que la oposición articulara una mayoría de gobierno alternativa, el nombre del regidor ha estado en el aire hasta que en el pleno de elección de esta mañana ha quedado resuelto.

Jiménez ha sido elegida alcaldesa con ocho votos, los de los concejales del grupo socialista. A esta formación le corresponden nueve ediles, pero tras la dimisión de Limones aún no ha dado tiempo a la toma de posesión de la siguiente en la lista. La oposición finalmente ha fragmentado el voto. Tres partidos han votado a sus propios portavoces: Partido Popular, Ciudadanos y Alcalá Puede. Otros tres han votado a una candidata común, la líder andalucista Lola Aquino a la que apoyaron también Izquierda Unida-Alternativa Alcalareña y otros dos ediles de Alcalá Puede. En total siete votos. La edil no adscrita se ha abstenido.

El largo periodo de Gutiérrez Limones al frente del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíradaba carácter histórico al cambio de alcalde, por lo que la candidata del PSOE ha estado arropada por cargos de su formación como la secretaria provincial, Verónica Pérez o el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos. Dos presencias que evidencian el apoyo por parte del organigrama del partido y de Susana Díaz a Ana Isabel Jiménez. Además estuvieron presentes el consejero de Economía de la Junta, Antonio Ramírez de Arellano, la delegada de Gobierno de la Junta, Ester Gil o el senador socialista Antonio Casimiro Gavira. Su predecesor Gutiérrez Limones no acudió.

Ana Isabel Jiménez ofreció un discurso conciliador frente a la etapa política convulsa que ha atravesado el Ayuntamiento de Alcalá. Ofreció diálogo a los grupos municipales y avanzó la que será su primera acción de gobierno. Se reunirá con todos los partidos políticos y con los agentes sociales de la localidad para articular un documento estratégico de propuestas que orientará su acción de gobierno.

Un gobierno en el que dijo tendrá gran importancia elementos como la lucha contra el desempleo y la desigualdad social, el desarrollo económico basado en la innovación y la tecnología, la creación de riqueza alrededor del turismo y la cultura, una reestructuración de los servicios sociales que los dote de más capacidad para atender las necesidades de la localidad y el desarrollo de las políticas de igualdad como elemento transversal a toda su acción de gobierno.

El historial de la nueva alcaldesa

La alcaldesa, jurando el cargo
La alcaldesa, jurando el cargo - ROCÍO RUZ

Ana Isabel Jiménez, de 40 años, es técnico en gestión y administración de empresas, y diputada provincial de Cultura y Ciudadanía, y repite en la vida política alcalareña tras ser concejala entre 1999 y 2007.

En el PSOE, ha sido secretaria de Organización y vicesecretaria del PSOE de Alcalá de Guadaíra, y desde septiembre de 2012 forma parte de la Ejecutiva del PSOE sevillano, con el cargo de secretaria de Igualdad.

Ana Isabel Jiménez ha llegado al cargo tras anunciar Limones su renuncia la pasada semana para cumplir con la norma interna del PSOE que dicta la incompatibilidad entre los cargos de alcalde y diputado, y también después de que la Fiscalía pidiera al juez que instruye la causa del supuesto desvío de fondos públicos de una sociedad municipal que la eleve al Tribunal Supremo por los «poderosos» indicios que hay respecto a él, diputado ya en el Congreso en la pasada legislatura y por tanto aforado.

Polémica con el protocolo

La sesión plenaria ha tenido un precedente polémico, ya que el Ayuntamiento dictó unas normas de protocolo que especificaban que «los señores concejales irán con traje y corbata, y las señoras concejales irán con ropa de vestir (no pantalones), en color discreto, portando todos la medalla corporativa».

Sin embargo, solo cuatro concejalas han acudido al Pleno atendiendo a esa norma: Rosa Carro (Ciudadanos), Elena Álvarez y Miriam Burgos (PSOE) y Ester Ruiz Lara (No adscrita), mientras que la edil andalucista Lola Aquino ha protagonizado la anécdota del día, al acudir con falda al pleno ordinario convocado antes del de la elección de la alcaldesa y cambiarse de ropa para acudir con pantalón al pleno definitivo.