Laura y Saray son las dos primeras de un grupo que hacen cola para asistir al concierto de Bisbal en Mairena este viernes
Laura y Saray son las dos primeras de un grupo que hacen cola para asistir al concierto de Bisbal en Mairena este viernes - M.L.
Conciertos

Cerca de 90 horas haciendo cola para estar en primera fila en el concierto de Bisbal en Mairena del Aljarafe

Laura y Saray han organizado turnos de 8 horas, junto con otras siete personas, para escoger las mejores ubicaciones

Mairena del AljarafeActualizado:

Laura y Saray se conocieron hace varios años en un concierto de David Bisbal en Sevilla y desde entonces son unas asiduas a sus espectáculos, especialmente los que se celebran en Sevilla y sus alrededores. Laura (30 años) es de Dos Hermanas pero trabaja en Villaverde del Río y Saray (33), que nació en la capital, se ha pedido las vacaciones para coincidir con este concierto de Mairena del Aljarafe y así poder estar en la cola para ser una de las primeras.

Laura y Saray permanecieron desde las ocho de la mañana de este pasado miércoles guardando la cola a un grupo de siete personas que empezaron el martes a a primera hora de la mañana, por lo que habrán permanecido hasta la hora del concierto, a las 21.30 horas en el centro hípico de Mairena, un total de 90 horas. Tres días y medio.

Estas dos personas comparten gustos musicales. Han coincido en otros de Alejandro Sanz o Pablo López, pero su ídolo es, sin duda, el cantante almeriense, al que siguen desde su participación en la primera edición del programa televisivo «Operación Triunfo».

«Es que nos gusta mucho, su personalidad, su música, su forma de ser, no nos perdemos ni un concierto suyo cuando nos pilla cerca de Sevilla», comenta Laura, quien ha abonado 66 euros para conseguir una entrada de Front stage, que ya están agotadas, al igual que los tickets de Grada (33 euros). Tan sólo quedan algunas localidades disponibles a 41,8 euros (General).

Para poder conseguir su objetivo, estas dos fans de Bisbal guardan la fila en la misma acera por donde se accede al recinto y, comentan, «muchas personas se han parado y nos han preguntado que qué hacíamos aquí, las dos solas. Incluso nos han llegado a traer churros».

Para pasar el rato y mientras aguardan la llegada del segundo turno (de 16 a 23 horas), Saray y Laura «tiran» del móvil para no aburrirse. «Estamos conectadas por grupos de Whatsapp y así pasamos el rato. Pero también aprovechamos para hablar entre nosotras».

Sobre una colchoneta inflable pasan la noche y preguntadas por si pasan miedo al estar ellas solas tantas horas responden que «no ha pasado nada la primera noche. Incluso avisamos a la Policía Local de Mairena para que supieran que íbamos a estar solas en la cola y nos vigilaran en la medida de lo posible». El peor turno, aseguran, es el de 23 a 8 horas, porque estamos solas por la noche.

Eso sí, las integrantes de este grupo de fans formado por siete personas pidieron permiso al Ayuntamiento aljarafeño para poder instalar tiendas de campaña, «pero nos dijeron que estaba prohibido, así que dormimos a la intemperie. En otras ciudades hemos podido pasar la noche en el interior de nuestros coches, pero aquí es imposible».

A escasos cien metros del escenario del concierto se sitúa el centro comercial Metromar, donde acuden «para reponer fuerzas, comprar algo para pasar el rato y hacer nuestras necesidades».

«Estás loca, no entiendo la necesidad de ver a Bisbal tantas veces», le comenta su marido a Laura cada vez que organizan estas quedadas para guardar cola en los conciertos. «Lo mejor de todo es que al final vale la recompensa estar tan cerca aunque hayamos pasado tantas horas en la cola», concluye su compañera de fatigas.