Uno de los detenidos es captado por las cámaras de seguridad de un comercio
Uno de los detenidos es captado por las cámaras de seguridad de un comercio - ABC
Sucesos

Detenidos por el robo de un cargamento de droga en el que participaron falsos guardias civiles en Almensilla

Las víctimas iban a comprar una plantación de marihuana por 30.000 euros cuando fueron atacados en plena calle

SevillaActualizado:

La Guardia Civil ha detenido en la localidad sevillana de Almensilla a diez individuos e investiga a otros tres en el marco de la «operación Algarabía», iniciada tras un robo de droga por parte de personas que supuestamente se hicieron pasar por agentes de la Benemérita. Según ha informado el Instituto Armado en un comunicado, la citada operación comenzó el pasado 30 de enero, cuando se tuvo conocimiento de un supuesto robo con intimidación con arma de fuego en una rotonda de acceso al municipio almensillero.

Al llegar al lugar de los hechos, los agentes observaron a dos personas de origen magrebí junto a un vehículo de alta gama que había chocado contra otro coche. Uno de ellos estaba maniatado con unas bridas de plástico. Ambos presentaban un estado de «gran nerviosismo» y detallaron a los agentes que habían sido interceptados por otro automóvil de color rojo, el cual, con señales luminosas, les había dado el alto. Los ocupantes mostraron placas identificativas de la Guardia Civil y portaban un arma de fuego. Siguiendo con el relato de las víctimas, los falsos guardias civiles se abalanzaron sobre el vehículo y retuvieron contra su voluntad a uno de los dos magrebíes.

Tras realizar una inspección superficial de los alrededores, así como del interior del vehículo de las víctimas, la Guardia Civil encontró una cantidad importante de marihuana y de hachís; así como de dinero en efectivo. Al parecer, la llegada de los agentes obligó a los falsos guardias a huir, abandonando la mercancía.

La plantación que iban a comprar las víctimas y que ha desmantelado la Guardia Civil
La plantación que iban a comprar las víctimas y que ha desmantelado la Guardia Civil - ABC

La Guardia Civil abrió una investigación ante la sospecha de que estaban tras la pista de una banda especializada en los vuelcos de droga. De las gestiones practicadas se logró averiguar la hora exacta de los hechos, así como que las supuestas víctimas estaban minutos antes con otros dos individuos, los cuales se montaron en el vehículo de alta gama con dirección al lugar de los hechos.

Los agentes localizaron el cultivo de interior gracias a las fotografías que tenían varios de los detenidos en sus teléfonos móviles

Los agentes han conseguido identificar a esas dos personas que iban en el vehículo en el momento de los hechos, tratándose de un vecino de Almensilla y de una persona de origen francés, los cuales, para no ser implicados con la sustancia estupefaciente hallada en el vehículo, también huyeron del lugar de los hechos al intuir la presencia policial.

Las pesquisas policiales determinaron que las cuatro personas que iban en el vehículo y que fueron atacadas por los falsos guardias civiles pretendían comprar una gran cantidad de marihuana; por lo que llevaban una mochila con 30.000 euros para comprar una plantación. De hecho, los agentes han comprobado que dicha plantación existía y que coincidía con las imágenes que tenían en su poder los supuestos compradores en sus terminales móviles, estando la misma ubicada «muy próxima» al lugar donde ocurrieron los hechos.

Se trataba de una plantación tipo indoor gestionada por cinco personas, las cuales fueron identificadas antes de que la Guardia Civil procediera a la entrada en las naves donde se ubicaba dicha plantación, aprehendiendo 403 plantas de marihuana, así como enseres y utensilios para su cultivo y mantenimiento. La operación se ha saldado con la detención de diez personas, algunas de las cuales tienen ya antecedentes por vuelcos de droga.