Los seis integrantes de la familia Zapp, durante una parada en Castilla la Mancha
Los seis integrantes de la familia Zapp, durante una parada en Castilla la Mancha - ABC
Aljarafe

La familia Zapp, 18 años dando la vuelta al mundo

La pareja argentina y sus cuatro hijos serán recibidos en el Club de Coches Clásicos y Joyas de Valencina, donde presentarán el libro en el que relatan sus aventuras por todo el planeta

Actualizado:

Candelaria y Herman son los padres de una familia argentina muy peculiar: los Zapp. Ellos y sus cuatro hijos, que han nacido cada uno en una punta del globo, llevan dieciocho años viajando por el mundo, una aventura a la que van a poner fin en unos días, cuando regresen a Argentina.

Antes de cruzar el océano, estarán este jueves en el club de coches Clásicos y Joyas de Sevilla , en Valencina de la Concepción, donde participarán en un acto con entrada libre para presentar su libro «Atrapa tu sueño», donde narran todas las peripecias que les ha tocado vivir en esta particular vuelta al mundo.

No es la primera vez que visitan Sevilla, de hecho, aseguran que, si han decidido hacer aquí una de sus paradas, es por «los amigos que hicieron en Semana Santa y Feria». «Queremos verlos antes de ir a Canarias, estas dos fiestas fueron geniales», asegura Herman.

Y es que esta familia tan especial ha hecho amigos por todas partes desde que, en el año 2000, se propusieron hacer un viaje «corto» desde Buenos Aires hasta Alaska. Dejaron sus trabajos, su hogar, y se embarcaron en una ruta que, lejos de terminarse en el estado norteamericano, ya los ha llevado por Suramérica, Australia, Asia, África, India y Europa.

En este tiempo han nacido sus cuatro hijos: Pampa, que nació en Carolina del Norte, Tehue, que vino al mundo en Buenos Aires, mientras sus padres escribían el libro que hoy presentan, Paloma, que nació en Canadá, y Wallaby, cuyo nacimiento tuvo lugar en Australia de una manera muy natural:«su primera visita al mundo la hizo nadando en el agua», explica la familia Zapp.

En cuanto al alojamiento, publican en sus redes sociales el recorrido que tienen previsto en los próximos días y siempre hay familias dispuestas a alojarlos, gente «que se convierte en amigos» y dibujan un peculiar mapa planetario, y que les hacen partícipes de sus vidas, sus celebraciones familiares y sus alegrías. De hecho, en el libro, que ya va por diez ediciones, dedican más de una decena de páginas a agradecer a las personas que les han ayudado a lo largo de estos años.

La educación de los niños

«Otra de las preguntas que más nos hacen es cómo gestionamos la educación de los niños», aseguran. «Nosotros lo llamamos ‘World-wide-schooling’, escuela mundial», un método del que se encarga la madre de la familia.. «Es muy difícil separar el ser mamá y ser maestra, es una combinación de amor, tiempo, voluntad y una infinita paciencia, a lo que hay que sumarle perseverancia», asegura Cande.

«Queremos mostrarles a nuestros hijos el maravilloso mundo en el que vivimos, el camino les enseña a aventurarse y a pisotear sus miedos», insisten, aunque afirman que, cuando regresen a Argentina, los niños sí irán a la escuela convencional.

En cuanto al dinero, explican que han aprendido a vivir con lo básico y que, si entra algo nuevo en su coche, un Graham-Paige del año 1928 que se ha convertido en un miembro más de la familia, tiene que ser para sacar algo. Además, cuentan con la ayuda de numerosas personas en su camino, «verdaderos ángeles», y Cande vende los cuadros que va pintando durante el trayecto. Además, su libro también les ha ayudado económicamente en esta gran aventura.

Pero no todo han sido buenas experiencias en estos dieciocho años. En Mozambique, en una isla donde ni siquiera circulaban vehículos, Herman cayó gravemente enfermo de malaria. «Fueron tres días de fiebre, temblores y dolores», relatan. Afortunadamente, consiguió recuperarse y prosiguieron su viaje por Tanzania.

Han visto las pirámides, nadado con delfines rojos, compartido el Ramadán con musulmanes, cenado con una tribu africana… En definitiva, han vivido «un sueño», como ellos mismos lo definen, que explicarán con detalle en el club sevillano.