La Junta Local de Seguridad
La Junta Local de Seguridad - ABC
BARRIADA GUADALQUIVIR

Las investigaciones, muy cerca de hallar el origen de los gases de Coria

La Junta Local de Seguridad constata la ausencia de olores desde noviembre, algo que algunos vecinos desmienten

Actualizado:

La Junta Local de Seguridad de Coria del Río, presidida por el alcalde, Modesto González, se ha reunido este martes para analizar las actuaciones realizadas, y definir los siguientes pasos a dar, en relación con los gases detectados en la barriada Guadalquivir.

Así, y según ha explicado el regidor, se ha constatado que «no aparecen olores desde noviembre», algo, no obstante, que algunos vecinos desmienten. «Lo que se ha comprobado es que los gases que había en octubre no tienen nada que ver con la situación actual, los niveles han bajado de manera muy considerable y la vida en la barriada se hace de manera muy normalizada», asegura González.

Además, se informó de que el informe de la Dirección General de Salud Pública descarta definitivamente cualquier afección para los vecinos y que el Ayuntamiento ha solicitado a la Fiscalía la actuación del Instituto de Toxicología para que reitere que no existe peligro para la salud de los vecinos. «Los síntomas son muy leves», ha incidido el alcalde.

Emisario permanente

Por otra parte, Modesto González ha adelantado que las investigaciones «están muy avanzadas», y que, probablemente, en varias semanas tengan localizado el foco concreto de los gases, aunque no ha querido dar más detalles debido a que el asunto está en manos de la Fiscalía. «Estamos estrechando el cerco y creemos que nos encontramos en un radio de no más de 150 metros», ha asegurado. Y es que los estudios realizados han desvelado un dato clave: el origen de los gases se encuentra fuera de la barriada Guadalquivir y son transportados hacia ella a través del emisario de un foco externo.

No obstante, ante la posibilidad de que puedan repuntar al final del verano, como ya sucedió el año pasado, Emasesa va a construir un sello hidráulico permanente en la conexión del emisario con la red de alcantarillado de la barriada. Este método se ha venido llevando a cabo en los últimos meses a través de sellos hidráulicos temporales y ha servido para mitigar los efectos de los gases.

El alcalde también ha incidido en la coordinación entre las distintas administraciones y en el «trabajo sin descanso» que se está haciendo desde el pasado otoño a través de catas de terreno y otros métodos para intentar averiguar de dónde viene el olor que tiene en vilo a un municipio entero.