La Guardia Civil ya ha intervenido en Isla Mayor lanchas como ésta
La Guardia Civil ya ha intervenido en Isla Mayor lanchas como ésta - ABC
Sevilla

Cae en Isla Mayor el clan que controlaba todo el tráfico de drogas por el Guadalquivir

La Guardia Civil ha detenido a varias decenas de personas en una operación contra «Los Marios». Se trata de uno de los golpes al narcotráfico más importantes de la historia de Sevilla

SevillaActualizado:

Un dispositivo sin precedentes en la provincia de Sevilla por parte de la Guardia Civil ha desmontado a primera hora de la mañana de este jueves en la localidad de Isla Mayor todo el entramado de tráfico de drogas por el río Guadalquivir. Se trata de una operación en la que han participado agentes de distintos operativos contra el denominado clan de «Los Marios», según han informado a ABC fuentes de esta localidad.

La Guardia Civil ha confirmado a este periódico que se trata de una «operación contra el narcotráfico de gran calado en la que hay más de una decena de detenidos». A lo largo de la mañana se han producido diversos registros en distintos domicilios de este municipio y han sido reducidas al menos 13 personas que componían la citada familia, un histórico clan que controlaba todo el paso de hachís por los distintos brazos del Guadalquivir desde Sanlúcar hasta Sevilla.

Los primeros datos indican que se trata de una operación en la que la Guardia Civil lleva trabajando meses con la intención de anular este nodo operativo considerado clave en todo el negocio del narcotráfico andaluz, ya que mercancía que entra por el Estrecho de Gibraltar tendrían en este enclave uno de sus principales puntos de distribución.

No es el primer golpe que la Guardia Civil asesta al narcotráfico en este municipio, donde se han interceptado varios alijos de gran importancia en los últimos años. De hecho, una redada realizada en frebrero de 2017 dirigida por la Audiencia Nacional permitió incautarse de un alijo de 1.600 kilos de hachís y fueron detenidas seis personas, cuatro de ellas los propios guardias civiles del cuartelillo de esta localidad, entre ellos el sargento que llevaba el mando en la plaza.