La empresa Matadero del Sur obtendrán fertilizantes orgánicos y bioestimulantes a partir de aguas residuales del sector cárnicos
La empresa Matadero del Sur obtendrán fertilizantes orgánicos y bioestimulantes a partir de aguas residuales del sector cárnicos - J. M. Serrano
Salteras

Obtendrán fertilizantes orgánicos y bioestimulantes a partir de aguas residuales del sector cárnico

La empresa Matadero del Sur pondrá en marcha a finales de 2019 un proyecto pionero gracias a un proyecto europeo

Ismael Gaona
SalterasActualizado:

La empresa saltereña Matadero del Sur pondrá en marcha a finales de año, en el marco de un proyecto europeo, un sistema de tratamiento y reutilización de aguas residuales procedentes del procesado de la carne para obtener fertilizantes orgánicos y bioestimulantes para el sector agrícola.

Se trata del proyecto «Water2REturn» —coordinado por Bioazul y en el que forman parte el Centro de las Nuevas Tecnologías del Agua (Centa) y la Universidad de Sevilla, entre otros socios— con el que se pretende trabajar en la dirección que marca la Comisión Europea respecto a la economía circular, cuyo objetivo es que el valor de los productos, los materiales y los recursos (agua, energía, etc.) se mantenga en la economía durante el mayor tiempo posible, y que se reduzca al mínimo la generación de residuos.

Concretamente, «se pretende tratar las aguas residuales del matadero y recuperar los nutrientes contenidos en ellas, nutrientes que constituyen productos de valor añadido para la industria agronómica y, por tanto, para el sector agrícola», ha subrayado Pilar Zapata, coordinadora del proyecto.

La planta, según la propia Zapata, tendrá una capacidad de tratamiento de 50 metros cúbicos de agua al día y se espera que esté operativa a finales de 2019. Se levantará en los terrenos que Matadero del Sur tiene en la localidad aljarafeña de Salteras. En su recinto se construirá el sistema «Water2REturn», que constará de tres líneas de tratamiento: agua, lodos y algas.

Así, a través de este circuito se recuperarán nitrógeno y fósforo solubles como un concentrado de nitratos y fosfatos, que servirán como base para la formulación de un fertilizante orgánico. Posteriormente, a través de un proceso de fermentación, se producirá un lodo hidrolizado a partir del cual se formulará un primer bioestimulante (estos productos aumentan la eficiencia nutricional, la tolerancia al estrés abiótico y/o rasgos de calidad de los cultivos).

Se pretende tratar las aguas residuales del matadero y recuperar los nutrientes contenidos en las mismas

Además, la fracción líquida resultante de la fermentación se valorizará por digestión anaeróbica, dando lugar a la producción de energía. Finalmente, se generará biomasa algal gracias a la captación de CO2 liberado desde la unidad de digestión anaerobia), que se utilizará para formular un segundo producto bioestimulante.

Los productos agronómicos resultantes estarán libres de patógenos, metales pesados y contaminantes emergentes, permitiendo la reutilización segura de las aguas residuales del matadero (totalmente valorizadas gracias a este proceso en cascada), y listos para su comercialización a escala europea e internacional.

«Nuestro objetivo es aprovechar los recursos al máximo y sacar el mayor rendimiento posible de algo que, inicialmente, se considera un residuo. El sector de los mataderos demanda mucha agua, y a su vez genera un agua residual altamente cargada de materia orgánica que debe ser tratada antes de poder ser vertida a la red por la propia legislación. Por otro lado, el sector agrícola reclama productos más sostenibles, capaces de cumplir con la legislación cada vez más restrictiva sobre la fabricación y el uso de productos agronómicos. Con la implementación del este sistema, aportamos una solución satisfactoria para ambos sectores», ha subrayado Zapata.

«Water2REturn» es una Acción de Innovación cofinanciada por la Comisión Europea según su programa Horizonte 2020 (H2020). El consorcio está compuesto por quince socios multidisciplinares: nueve pymes, dos asociaciones europeas y cuatro instituciones investigadoras. «Water2REturn» reúne la experiencia de actores de toda la cadena de valor en ocho países diferentes (España, Portugal, Eslovenia, Rumanía, Italia, Bélgica, Alemania y Reino Unido).