El candidato a la Alcaldía de Bollullos de la Mitación por el PP, Bernardo González
El candidato a la Alcaldía de Bollullos de la Mitación por el PP, Bernardo González - ABC
Bollullos de la Mitación

El Partido Popular alerta del «caos laboral» en el Ayuntamiento y «responsabiliza» al equipo de gobierno

El candidato popular a la alcaldía denuncia que existen «trabajadores públicos cobrando complementos y gratificaciones de manera arbitraria»

Bollullos de la MitaciónActualizado:

El Partido Popular de Bollullos de la Mitación alerta del caos laboral que se está produciendo en el Ayuntamiento de la localidad, gobernado por Fernando Soriano (IU-CA), como consecuencia de la falta de programación y planificación del equipo de gobierno para aprobar una Relación de Puestos de Trabajo (RPT) así como otras irregularidades que vienen reflejadas en sendos informes de la Interventora Municipal y la Secretaría del Ayuntamiento con fecha 17 de abril de 2019.

El candidato a la alcaldía de Bollullos de la Mitación, Bernardo González, ha manifestado en un comunicado que «es del todo intolerable que el equipo municipal de gobierno con el alcalde al frente esté presionando a estas dos altas funcionarias que, en el caso de la interventora, ha formulado 167 informes de reparo con respecto de facturas presentadas directamente sin seguir procedimiento de contratación alguno».

«La situación ha llegado al extremo de que los proveedores se dirigen hacia el departamento de intervención para solicitar el pago de facturas que el alcalde le acusa de tener bloqueadas, cuando estas funcionarias se limitan a cumplir sus obligaciones, algo que debería hacer por responsabilidad política quien dirige los destinos de este ayuntamiento».

Bernardo González ha advertido que según los informes de las funcionarias «existen trabajadores públicos cobrando complementos y gratificaciones de manera arbitraria y además muy por encima de lo establecido en los presupuestos».

El candidato popular ha recordado que «en un pleno municipal de noviembre del pasado año, el alcalde denegó la palabra a la secretaria, una posibilidad que recoge la ley para evitar precisamente la posibilidad de dudas en la legalidad del punto debatido que, en ese caso concreto, hacía referencia al informe que recoge que, si se adoptan acuerdos sobre gastos sin la fiscalización de la intervención, se podría incurrir en supuestos de infracción muy grave tipificada en la legislación vigente».

Bernardo González ha recordado al alcalde que «el incumplimiento de la ley de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno podría penalizarle con hasta 10 años sin ocupar ningún puesto de alto cargo».

«Detrás de todo esto vemos una persecución inadmisible hacia estas funcionarias reflejadas en el informe en cuestión, que hace referencia a dos incidencias por faltas de respeto, se informa de la nulidad o anulabilidad del nombramiento de jefe de área, sin plaza, así como anomalías detectadas en el proceso selectivo de una determinada subvención», concluye.