Concentración ante las puertas del Ayuntamiento de Pilas en repulsa por el múltiple crimen de Pau
Concentración ante las puertas del Ayuntamiento de Pilas en repulsa por el múltiple crimen de Pau - J. M. Serrano

Asesinato de una familia en PauPilas, cuando las desgracias no vienen solas

En los últimos años se han producido en el municipio aljarafeño dos crímenes horrendos y otro en Francia esta semana pasada con dos vecinos que han sido asesinados

PilasActualizado:

En la segunda corona del Aljarafe se sitúa un pueblo que en los últimos años ha salido en los medios de comunicación por una serie de trágicos sucesos en los que se han visto envueltos sus vecinos.

Rozando los catorce mil habitantes, Pilas ha sido escenario de dos crímenes mediáticos que han interrumpido la paz social que desprenden las calles de uno de los municipios más señeros de la provincia.

«Es una pena. Lamentablemente Pilas vuelve a ser noticia», se quejaba este pasado miércoles una vecina durante la concentración llevada a cabo a las puertas del Ayuntamiento para condenar el pasado crimen machista de la ciudad francesa de Pau.

A continuación, repasamos tres sucesos que han marcado a Pilas estos años. Desde la vecina que asfixió a sus bebés nada más nacer llegándolos a congelar, al fratricidio de 2015, cuando se supo posteriormente que un hermano asesinó a Silvia, hasta la más reciente del crimen de Francia, que -si bien no ocurrió en el mismo pueblo- tuvo como protagonistas a dos de sus vecinos, Manuela y José Morales.

123
  1. Congela a sus bebés

    Sara acude a los juzgados por congelar a sus bebés recién nacidos
    Sara acude a los juzgados por congelar a sus bebés recién nacidos - EFE

    Cronológicamente, la primera gran tragedia de los últimos seis años y quizás la más mediática tuvo como protagonista a una vecina de 37 años, Sara, quien cumple actualmente condena por dos delitos de asesinato. En noviembre de 2012 hallaron en el congelador de una vivienda de Pilas los cuerpos sin vida de sus dos bebés recién nacidos en años diferentes. Por este hecho, la Audiencia de Sevilla condenaba a Sara a 35 años (17,5 años por cada uno) por dos delitos de asesinato con alevosía.

    Los bebés hallados en sendos congeladores de una casa de Pilas murieron por asfixia mecánica y por muerte natural al nacer, según el informe del forense. Los cuerpos fueron encontrados el 9 y 27 de noviembre de 2012. Sara era madre de dos hijos y estaba casada cuando se produjeron los hechos. El primer bebé fue encontrado el 9 de noviembre de 2012 por el entonces marido de la acusada. Del segundo, la acusada no recordaba durante el juicio haberlo tenido.

    La imputada relató que el primero de los partos tuvo lugar el día 24 de junio de 2011, cuando aprovechó que su marido y sus dos hijos habían abandonado la vivienda familiar tras desayunar para dirigirse a la bañera, donde finalmente dio a luz, asegurando que el recién nacido «ni lloraba ni se movía», por lo que creyó que había nacido muerto. Meses después se descubrieron los dos cadáveres congelados.

  2. Mata a su hermana

    La Guardia Civil ante la casa donde fue hallada muerta Silvia a manos de su hermano
    La Guardia Civil ante la casa donde fue hallada muerta Silvia a manos de su hermano - EFE

    El primer día del mes de diciembre de 2015, una de las hijas de Silvia, de 51 años, hallaba a su madre con varios golpes en la cabeza.

    Rápidamente la llevaron al centro de salud de Pilas, pero allí tan sólo certificaron su fallecimiento. Silvia era trabajadora del servicio municipal de Ayuda a Domicilio y militante de la agrupación local de IU, por lo que era muy conocida entre sus vecinos.

    Casi dos años y medio después, se supo que la persona que se encontraba detenida como presunto autor de este crimen era uno de sus propios hermanos, José María, de unos 40 años, y residente también en el pueblo pileño.

  3. Asesinados en Francia

    El edificio donde fueron asesinados Manuela y su padre en la ciudad gala de Pau
    El edificio donde fueron asesinados Manuela y su padre en la ciudad gala de Pau - AFP

    La última desgracia se ha producido esta misma semana, cuando dos vecinos de Pilas eran asesinados en la ciudad francesa de Pau. Se trata de Manuela, de 36 años, y su padre, José, de 65.

    En este crimen, considerado como violencia de género, también perdían la vida la pareja sentimental de José y el hijo de apenas dos años que Manuela tenía con el autor de este macabro crimen, que se quitó la vida cortándose las venas.

    En total, cinco personas fallecidas, de las que dos tenían una relación estrecha con el municipio aljarafeño, al haber nacido en Pilas. El miércoles, cientos de vecinos guardaban un minuto de silencio en su memoria. Pilas volvía ser noticia en los telediarios nacionales.