Uno de los perros que ha podido sobrevivir en la casa abandonada por un ocupa violento - A. O.
Umbrete

Un perro muerto y dos desnutridos en la casa que abandonó el okupa violento en Umbrete

Los operarios municipales se encargaron de limpiar grandes cantidades de basura así como una multitud de excrementos de tras dos semanas solos en el patio

UmbreteActualizado:

Un dispositivo formado por el Seprona, Policía Local, operarios del Ayuntamiento de Umbrete y de una protectora del Aljarafe retiraron la semana pasada cuatro perros potencialmente peligrosos de la vivienda ocupada en Huerta Andana por el conocido delincuente que ha provocado un conflicto vecinal en los últimos meses. Uno de los animales había fallecido hacía días, según la vista preliminar junto a un veterinario, y se encontraba en avanzado estado de descomposición.

En el cuarto en el que se encontró el cadáver también fue hallada una hembra de unos ocho meses que presentaba signos de una posible agresión y que, como un tercer animal que se encontraba en el interior de la vivienda, estaba visiblemente desnutrida. El cuarto de los perros, un cruce de american standford, estaba en mejor estado en el patio dado que los vecinos se habían preocupado en ponerle agua y alimento.

La vivienda se encontraba en un estado higiénico sanitario «pésimo» según apuntan desde el Ayuntamiento. Los operarios municipales retiraron grandes cantidades de basura y limpiaron la multitud de excrementos correspondientes a, al menos, dos semanas de abandono de los perros.

Los animales pasarán un periodo de cuarentena tras el que serán puestos en adopción y desde el Pacma se asegura que ya existen familias pendientes para su acogida.

Javier Sanabria, coordinador del partido animalista en Sevilla, destaca que los perros mostraron «bastante miedo a las personas» pero una vez se entró en el inmueble «eran muy mansos». Sanabria también lamenta que con la ley actual, «que aún considera a los animales como objetos», no se pudiese entrar antes en la vivienda ante «un claro caso de abandono y presunto maltrato».

Los vecinos que salieron a la calle República Argentina, que fue cerrada durante la mañana al tráfico, también destacan el carácter manso de los animales y varios de ellos, consultados por este periódico muestran su común satisfacción con la actuación del Ayuntamiento en «un paso más» para resolver el conflicto que les «amarga» desde hace meses.

El individuo que ocupaba la vivienda se marchó el 3 de enero tras una importante protesta vecinal en las puertas de su domicilio convocada espontáneamente después de que presuntamente amenazase de muerte a dos vecinos.

Tras la actuación de limpieza y desinfección las entradas al domicilio fueron soldadas. La situación de la vivienda, propiedad de un banco, ya se encontraba judicializada y desde el Ayuntamiento se dará traslado a la entidad bancaria de los informes veterinarios y de la Guardia Civil.