Urbanización de Soto Alto, en Gelves, donde se han producido algunos de los robos
Urbanización de Soto Alto, en Gelves, donde se han producido algunos de los robos - ABC

Simón Verde: Un año soportando asaltos en sus viviendas y robos en los coches

Los vecinos de urbanizaciones como Soto Alto denuncian el aumento de los incidentes y la impunidad de algunos de ellos que se cometen a plena luz del día

SevillaActualizado:

Un grupo de whatsapp les sirve a los afectados por la oleada de robos que no cesa en la cornisa del Aljarafe para estar al tanto del último golpe. «En las últimas semanas la situación se ha desbordado y no hay día que alguien cuente que han entrado en una casa o han abierto un coche». Quien habla es una de las últimas víctimas de una situación que ha trastocado por completo la paz de una zona privilegiada del área metropolitana de Sevilla. Los vecinos de Simón Verde y las urbanizaciones colindantes llevan más de un año conviviendo con la inseguridad.

El pasado mes de febrero se constituyeron en plataforma para exigirle a las autoridades medidas para frenar a los delincuentes. Se reunieron con la alcaldesa de Gelves, Isabel Herrera (PSOE), y con el anterior subdelegado del Gobierno, Ricardo Gil-Toresano (PP) y arrancaron el compromiso de, al menos, un refuerzo en la vigilancia de sus calles. Pero fuentes de la citada plataforma afirman que la situación no ha mejorado, «sino todo lo contrario».

A Sandra le entraron a robar en su casa de la urbanización de Soto Alto la semana pasada, de madrugada. Los ladridos de su perra la despertaron y la llevaron a asomarse al jardín. «Al abrir una de las ventanas, escuché como alguien decía, 'nos han pillado' y salía corriendo. Vi a un hombre saltar el muro y otro que estaba fuera también huyó. Sentí un miedo terrible». Los ladrones se llevaron las pertenencias que había dejado la familia en el porche, como varias bolsas de deporte y equipacioes. La vivienda cuenta con rejas, alarma y perro, pero ni así han conseguido blindarse a los ladrones.

Con un ladrón en tu casa

Esa denuncia no es la única que investiga la Guardia Civil, que no esconde a los afectados, cuando acuden en su mayoría al cuartel de San Juan, que no son víctimas aisladas. A María de los Ángeles le entraron a finales de julio en su vivienda de la urbanización el Mirador. Eran las ocho de la tarde y ellos estaban dentro de la casa. «Ese día había decidido no ir a la piscina y estaba en el jardín trasero con mi hermano. Mi hijo se metió dentro y subió a su habitación. De repente le escuché gritar. Al entrar asustada me crucé en el salón con un desconocido que al verme huyó saltando por los jardines colindantes».

El ladrón había forzado una persiana, entró en la casa y merodeó unos minutos; lo suficiente para llevarse el dinero y las joyas que había a la vista. Al toparse con el pequeño de la casa, éste dio la voz de alerta. «Recuerdo que era un hombre de 50 años, pero fui incapaz de identificarlo en las fotos que me enseñó la Guardia Civil». Esta vecina tiene el miedo metido en el cuerpo: «Es como si hubieran violado mi intimidad».

Algunos vecinos han optado por reforzar las medidas de seguridad que ya disponen porque no han conseguido blindarse a los delincuentes

ABC ha tenido acceso a más denuncias de vecinos de Simón Verde, a algunos les han llegado a abrir el coche varias veces en un mes. Es el caso de Alberto, que puso cámaras en la puerta de su casa y ahora va a instalar sensores de movimiento en la vivienda. «Me paso mucho tiempo fuera y mi mujer se queda sola con el peque y no estoy tranquilo».

La Guardia Civil detuvo a un joven de 23 años dos veces en enero y febrero por el robo en el interior de 33 coches de esa zona, pero en ambos casos quedó en libertad con cargos. «Ellos saben más de leyes que nosotros. Intentan entrar de manera limpia en las viviendas para que no sea un robo sino un hurto y al final salen impunes», se lamenta una de las vecinas afectadas.