Los alumnos participan en la planificación de todas las actividades-ABC
Los alumnos participan en la planificación de todas las actividades-ABC
Educación

El sueño de Malala se hace realidad en un colegio de Bollullos

El CEIP Beatriz Galindo usa las inteligencias múltiples en un novedoso proyecto

Bollullos de la MitaciónActualizado:

En 2009, una niña de 12 años llamada Malala acudía a escondidas al colegio. En la zona donde vivía, en Paquistán, un grupo de talibanes había prohibido a las niñas ir a la escuela. Pero ella, desafiando a los peligros y a las amenazas, que estuvieron a punto de costarle la vida, luchaba, aún lo sigue haciendo, por el derecho a la educación. «Un niño, un maestro y un lápiz pueden cambiar el mundo», sentenció en la ONU.

El eco de su discurso llegó a todos los rincones del mundo, incluido el colegio Beatriz Galindo, de Bollullos de la Mitación. Allí, varios maestros decidieron ir un paso más allá en la educación de sus alumnos y crearon el Proyecto Malala, que demuestra que enseñar va más allá de transmitir datos y temas.

«El objetivo es usar el espectro de las inteligencias múltiples —musical, lingüística, espacial, naturalista...— para trabajar contenidos que potencien la creatividad, el esfuerzo y el talento, y que se haga todo de forma cooperativa», explica Ángel Arana, uno de los docentes que participan en el proyecto. «No pretendemos cambiar el mundo, pero sí enseñar a los niños que ellos pueden ser capaces de cambiarlo», afirma. El resultado, según los maestros implicados, salta a la vista: los alumnos del CEIP Beatriz Galindo son ahora más solidarios y mucho más comprometidos con la realidad que los rodea. «Los trabajos , que implican a todos, desde los niños de cinco años hasta los de sexto de primaria, tienen una importante vertiente solidaria», afirman. «El libro de texto es importante, pero también lo son los aprendizajes en primera persona, las experiencias que pueden aplicar después en su vida diaria», insiste el docente Augusto Rodríguez.

Villa de los Sentidos

Pero, ¿qué es lo que se hace exactamente dentro del Proyecto Malala? El año pasado destacaron, entre otras muchas actividades, la «Galería de Arte SolyDario», en la que los niños crearon sus propias versiones de las obras de varios pintores. Lo recaudado con la exposición de los cuadros se destinó a fines solidarios. También la «Carrera SolyDario» tuvo un transfondo benéfico, y en ella los alumnos se encargaron de hacer el patrocinio del evento, la publicidad, la recaudación y otras tareas que les permitían trabajar determinadas competencias casi sin darse cuenta.

Este año, el proyecto se centra el la «Villa de los Sentidos». «Queremos que aprendan y cambien la percepción que tienen de su entorno», resume Ángel Arana. Para ello, en colaboración con el Ayuntamiento de la localidad, han organizado rutas temáticas —ruta de las emociones, de los idiomas, de los desafíos...—. Además, han creado un punto limpio SolyDario en colaboración con la ONG Madre Coraje, además de otras muchas actividades.

Prensa, radio y TV escolares

Otro de los objetivos del Proyecto Malala es que los escolares den a conocer sus trabajos con medios a su alcance. Bajo el lema «Pienso, creo, cuento, han nacido una televisión escolar, una radio y una revista que se publica en papel y también tiene edición digital. «Es fundamental que se involucren en lo que hacen, aprendan a comunicar ideas, a explicar sus proyectos a los demás y a plasmar sus pensamientos, ya que esto les servirá en el futuro para desarrollar otras actividades con más facilidad», explica Ángel Arana. «Intentamos que cuenten los resultados de sus actividades al mundo, es una forma de recompensar su esfuerzo».

«Queremos que otros colegios se animen a emprender y a enseñar de manera distinta», afirman los maestros. Y su entusiasmo ya ha dado resultado. El CEIP San Sebastián, en la Puebla del Río, ya se ha sumado al Proyecto Malala con la iniciativa «Efecto Mariposa».