Así quedó el vehículo que conducía la persona que dio positivo y que usó el alcholímetro como trompeta
Así quedó el vehículo que conducía la persona que dio positivo y que usó el alcholímetro como trompeta - C. G.
CASTILLEJA DE LA CUESTA

El «trompetista» ebrio que tocó las «Tres Caídas» con un alcoholímetro ya está en libertad

El acompañante le increpó por su actitud y le dijo que se comportara ante la Policía Local

CASTILLEJA DE LA CUESTAActualizado:

El portavoz de la Policía Local de Castilleja de la Cuesta, Miguel Ángel Hidalgo, aún no salía esta mañana de su asombro al recordar la detención del joven de Camas que usó el alcoholímetro para «interpretar» una marcha de Semana Santa imitando una trompeta.

El detenido ha sido puesto en libertad una vez instruidas diligencias y presentadas en un Juzgado de Sevilla.

Los agentes se mantuvieron firme insistiendo en que se comportara y se vieron obligados a detenerlo e instruir diligencias para la denuncia por dos presuntos delitos contra la Seguridad Vial.

«No es algo habitual y sí muy serio», decía Miguel Ángel Hidalgo después de atender a numerosos medios de comunicación que habían acudido a la llamada de la anécdota que ha puesto la información del joven en estado ebrio en el top ten de los temas más leídos hoy de ABC en Sevilla.

Según cuenta el policía local, la patrulla rutinaria del turno de noche recibió una llamada de un vecino porque el coche estaba empotrado en uno de los bolardos de la calle Alegría de la localidad.

Imagen del vehículo citado
Imagen del vehículo citado - C.G.

«Llegamos con la preocupación pensando que podría estar herido y nos encontramos con que casi no podía ni salir del coche». El bolardo está señalizado de color amarillo y debido al porrazo del turismo, la pintura ha desaparecido.

Al joven ebrio primero le hicieron un test de aproximación y, al ver los resultados, 0,81, el máximo es de 0,25, es decir más del triple de lo permitido, se dispusieron a hacerle la misma prueba pero esta vez con etilómetro evidencial, tal como establece la ley.

Fue en esta prueba donde el joven, a pesar de que estaba siendo increpado por el acompañante que iba en el coche para se comportara, cuando el detenido comenzó a soplar interrumpiéndose por lo que la prueba no estaba siendo válida.

Entonces, «mi compañero le explicó que hiciera como si estuviera tocando una trompeta y él comenzó a tocar la marcha cofrade, dijo que era la de las Tres Caídas».

Los agentes en ese momento le informaron de sus derechos y se lo llevaron a al Jefatura. «Poco a poco se fue viniendo abajo y dejó de comportarse de esa manera», explicó Hidalgo. El coche, «gracias a la pericia de la grúa municipal» fue retirado de la vía pública.

Pero lo que más preocupa al portavoz policial es que se están realizando campañas en el municipio para detectar el consumo de distintos tipos de droga en lugares públicos y «nos encontramos con gente que no se da cuenta de su importancia». Las consecuencias de ir bebido o drogado pueden ser «fatales», dice el policía local.