Sede del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía
Sede del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía - EFE
Tribunales

El TSJA desestima el recurso del PSOE por los votos del 26M en Valencina y ratifica al edil de PP

Señala que el roto de las papeletas es compatible con «rasgadura accidental» y que la JEZ actuó «dentro de sus atribuciones»

ABC
SevillaActualizado:

La Sección Especial de Recursos Electorales de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha desestimado los recursos presentados por el PSOE tras los resultados electorales en Valencina de la Concepción contra las resoluciones de la Junta Electoral de Zona (JEZ) y la Junta Electoral Central (JEC) que validan dos votos del PP inicialmente anulados en el escrutinio de las elecciones municipales de Valencina de la Concepción.

El recurso de los socialistas se produjo después de que fueran validados por la Junta Electoral de Zona (JEZ), y posteriormente por la Junta Electoral Central (JEC), dos votos del PP en principio anulados por sus respectivas mesas electorales, al presentar rasgaduras, extremo que supuso un empate a 1.580 sufragios entre el PSOE y el PP. Ese empate fue saldado con una moneda al aire que otorgaba al PP el sexto concejal en liza.

En este marco, según consta en la sentencia facilitada por el TSJA, se ha procedido a desestimar el recurso contencioso electoral presentado por el POSE, a quien también se le impone el pago de las costas a los recurrentes hasta un máximo de mil euros.

El tribunal entiende que el roto de las papeletas «muestra su compatibilidad con una rasgadura accidental». «El defecto de la papeleta no puede imputarse por presunción a una manipulación voluntaria realizada por el elector, porque la rotura es compatible con la apertura del sobre y por tanto su accidentabilidad», advierte.

En este sentido, añade que la razón normativa del principio de inalterabilidad de las listas no es «preservar hasta sus últimas consecuencias la apariencia externa de la papeleta, sino evitar toda actuación del elector sobre el contenido de la misma, prohibiéndose taxativamente al votante que añada nuevos elementos o que complemente o suprima los que ya son suficientes para prestar apoyo a la candidatura escogida».

De acuerdo con esa idea, «la supresión del amplio espacio en blanco que existe en la parte inferior de la papeleta no puede considerarse una alteración de la misma en los términos de la cláusula de cierre prevista en la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg), pues no supone la adición de elementos nuevos ni tampoco la modificación o supresión de los preexistentes». Subraya, pues que «ha de prevalecer sobre el principio de inalterabilidad de la papeleta los principios de verdad material y de interpretación favorable al ejercicio fundamental del derecho al sufragio pasivo».

Además, considera que la extralimitación denunciada por el PSOE respecto a la Junta Electoral de Zona al validar los votos no es tal, ya que afirma que «ha actuado dentro de sus atribuciones como órgano administrativo competente para ello», una decisión que fue asimismo «ratificada íntegramente» por la JEC.

Cabe recordar que la resolución de la Junta Electoral Central acumulaba las impugnaciones tanto del PP como del PSOE contra las decisiones iniciales de la JEZ.

El PP pedía anular un voto del PSOE, dado que en la papeleta estaban «señalados con un guión algunos de los integrantes de la candidatura», tres en total, lo que a juicio del PP suscitaría «dudas acerca de la intencionalidad que el elector ha querido manifestar a través de dicho acto». Al respecto, la JEC considera que en las marcas «no se manifiesta reproche alguno a los candidatos, ni tienen entidad suficiente para entender alterada la configuración de la papeleta».

En el caso del recurso del PSOE, aludía a dos «papeletas rasgadas» y favorables al PP declaradas inicialmente nulas por las respectivas mesas electorales pero después validadas por la JEZ merced a un recurso del PP, con lo que al elevar el asunto a la JEC, los socialistas reclamaban «aplicar la regla de inalterabilidad» en demanda de que ambos votos volviesen a ser considerados nulos.

Respecto a una de las papeletas, la JEZ expone que «se encuentra rasgada con una trayectoria que permite confirmar que dicho rasgado es producto de la apertura del sobre, tal y como expone el informe de la presidenta de la Junta Electoral de Zona», con lo que «al no concurrir el elemento intencional y no cumplirse el requisito de la LOREG respecto a que la alteración no sea accidental, procede desestimar la pretensión en lo referido a dicha papeleta, y, en consecuencia, confirmar la validez del voto emitido».

En cuanto a la papeleta restante, expone la JEC que «figura en el expediente la declaración del vocal que abrió dicho sobre» con el testimonio de que «no podría asegurar que no se hubiera roto el voto al sacarlo y que él mismo creyó que el voto se rompió al sacarlo», a lo que se agrega una «posterior declaración jurada ante notario del citado vocal, en la que indica que uno de los sobres se le rompió al abrirlo, rasgando también la papeleta que estaba dentro, papeleta que correspondía al PP».

Reacción del PP

Por otra parte, la presidenta del PP de Sevilla, Virginia Pérez, ha afirmado que «siempre hemos confiado en la Justicia y en este caso el alto tribunal andaluz viene a dar la razón al Partido Popular frente a la actitud irresponsable del Partido Socialista que, siendo consciente de que el recurso no tenía recorrido, ha preferido hacer perder un tiempo precioso para Valencina, a trabajar para solucionar los problemas de los valencineros, que pidieron un cambio en la forma de gestionar el municipio».

La presidenta de los populares sevillanos ha apelado «a la responsabilidad de los partidos políticos para conformar un gobierno municipal que sitúe a Valencina de la Concepción en el lugar que se merece y que tiene a Ramón Peña como el alcalde que los vecinos han querido que lidere ese cambio que tanto necesita el municipio».

«Hemos perdido tres semanas en la que se podían haber adoptado muchas decisiones, y ese tiempo será imposible de recuperar, pero con trabajo, dedicación y mucho esfuerzo estoy segura que los resultados se van a notar muy pronto en cuanto el nuevo gobierno municipal comience a funcionar. Los vecinos están deseando ver trabajar al nuevo equipo y han tomado buena nota del mal perder de los socialistas y hasta donde son capaces de llegar para impedir la voluntad mayoritaria de los valencineros», señaló.

El candidato popular Ramón Peña ha lamentado que «el PSOE ha presentado alegaciones y recursos sin fundamento, sin sentido, con la única intención de entorpecer, enredar e impedir el cambio».

Ramón Peña ha aseverado, que «retomamos el trabajo iniciado hace semanas para alcanzar un acuerdo de gobernabilidad, que será la base para convertir a Valencina, en los próximos cuatro años, en un referente de la buena gestión entre los municipios del aljarafe sevillano».