Agustín Morón, concejal socialista y portavoz del Gobierno local en el Ayuntamiento de Dos Hermanas
Agustín Morón, concejal socialista y portavoz del Gobierno local en el Ayuntamiento de Dos Hermanas - ABC
Tribunales

La acusación y el fiscal piden 90.000 euros a un edil del PSOE de Dos Hermanas por «injurias» a Varela

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Dos Hermanas ha celebrado una vista sobre la demanda de protección del derecho al honor de Manuel Varela

Dos HermanasActualizado:

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Dos Hermanas ha celebrado este lunes el juicio destinado a resolver la demanda de protección del derecho al honor promovida por el excandidato de Cs a la Alcaldía nazarena, Manuel Varela, contra el concejal socialista y portavoz del Gobierno local de dicha ciudad, Agustín Morón.

En su demanda, recogida por Europa Press, Manuel Varela, denunciante de un supuesto chantaje destinado a obligarle a renunciar a su candidatura a la Alcaldía de Dos Hermanas por Ciudadanos en las elecciones de 2015, bajo la amenaza de la difusión masiva de un vídeo con imágenes suyas consumiendo droga, señalaba el pleno celebrado por el Ayuntamiento nazareno el 13 de mayo de 2016.

Y es que después de que la investigación judicial de dicho presunto chantaje incluyese la imputación del concejal socialista Agustín Morón, hasta serle retirados los cargos, durante aquel pleno el edil del PSOE habría respondido a las peticiones de cese de Sí Se Puede e IU asegurando que el propio Varela había «manifestado que es o ha sido consumidor de cocaína desde hace muchos años, por lo que es difícil entender que se le de toda la credibilidad, cuando es sabido y está comprobado científicamente que los consumidores habituales de esta sustancia mienten de forma habitual».

Además, abundaba la denuncia que según la crónica de dicha sesión plenaria recogida por un medio local de comunicación, el concejal socialista habría hablado de Varela atribuyéndole la condición de «cocainómano», lo que lleva al denunciante a avisar de que «el derecho a la libertad de expresión no debe amparar opiniones infundadas emitidas por cargos públicos».

«Las palabras del demandado traspasan el límite del debate político planteado en la sesión, pues son expresiones inequívocamente injuriosas, insultantes y vejatorias. Las manifestaciones son humillantes, los contenidos falsos, se concretan con exactitud sobre el demandante y se difunden a través de un pleno municipal con la presencia de los medios de comunicación, a sabiendas de la publicidad que van a adquirir», asevera la demanda, que a tal efecto reclama al edil del PSOE una indemnización de 90.000 euros en favor de Varela, por los «daños morales» derivados de estas declaraciones.