Fachada del colegio Cervantes de Dos Hermanas
Fachada del colegio Cervantes de Dos Hermanas - ABC

Educación abre expediente por falta grave a las tres maestras de la niña autista de Dos Hermanas

Las docentes se han dado de baja por enfermedad y el consejero confirma que podrían tomar medidas cautelares cuando se reincorporen a sus puestos

SevillaActualizado:

El consejero de Educación, Javier Imbroda, ha dado a conocer este miércoles el contenido del informe que ha emitido la inspección educativa en relación con el caso de supuesto trato denigrante que habría recibido una alumna de siete años autista en el Colegio de Infantil y Primaria Cervantes de Dos Hermanas. Las tres docentes que trabajaban con la pequeña y sus compañeros en el aula específica del centro se enfrentan a una posible sanción por falta grave, que contempla hasta la suspensión de empleo y sueldo, después de que la Administración haya iniciado un expediente sancionador contra ellas.

La directora del colegio, contra la que también se dirige la denuncia de los padres de la niña, se ha quedado fuera del expediente; sin embargo, el consejero ha informado que el centro educativo nazareno va a ser sometido a una evaluación de la inspección educativa y «la directora tendrá que responder a esa auditoría».

Educación ha designado también un instructor, que será quien determine la sanción contra las tres profesionales. Hay que recordar que se trata de una logopeda, una maestra, que ejercía de tutora de la alumna, y una monitora. A las tres se las escucha en una grabación que ha sido una prueba fundamental. Los padres de la niña, ante las sospechas de que pudiera estar pasando algo en el colegio debido al comportamiento de la menor, le colocaron una grabadora en la mochila de la pequeña.

Además de la queja contra las maestras que presentaron en la Consejería, los padres abrieron la vía en los juzgados por la supuesta comisión de un delito continuado de trato denigrante. El inicio de ese procedimiento judicial, con la admisión a trámite de la querella por parte del juzgado nº 3 de Dos Hermanas, obliga a suspender el expediente administrativo hasta que haya una resolución de la Justicia.

Javier Imbroda: «No queremos a estas profesionales en el sistema. ¿Cómo puede ser que nuestros alumnos más vulnerables estén en manos así?»

Las tres docentes que tienen ya el expediente abierto se han dado de baja; lo que les ha permitido que, por ahora, no se acuerde ninguna decisión provisional sobre su puesto de trabajo. Pero Javier Imbroda ya ha advertido que la suspensión de la tramitación del expediente no es incompatible con la adopción de medidas cautelares cuando estas profesionales se den de alta; así lo establece el Estatuto Básico del Empleado Público. «No queremos estas conductas en el sistema. ¿Cómo puede ser que nuestros alumnos más vulnerables estén en manos así?».

En la comparencencia del consejero, que se ha producido para informar sobre un acuerdo con los sindicatos para mejorar la situación de las monitoras escolares, Imbroda se ha mostrado muy contundente a la hora de censurar lo ocurrido y en varias ocasiones ha reiterado a los periodistas que «no queremos profesionales así en el sistema». El nuevo equipo de la consejería ha respondido con celeridad a una de sus primeras crisis, con una denuncia que ha levantado una ola de solidaridad en el país hacia los padres.

Las tres profesionales expedientadas atendían en el aula específica a cinco estudiantes de distintas edades y con necesidades educativas específicas. ABC ya adelantó la semana pasada que la mayoría de los niños, a excepción de uno, había dejado de acudir a clase tras saltar el escándalo. Fuentes de la consejería han confirmado a ABC que en estos momentos están acudiendo al colegio Cervantes dos alumnos, que están siendo atendidos por una monitora de apoyo a la integración y una maestra de pedagogía terapéutica.