Colegio Dos HermanasDenuncian las burlas de unas profesoras a una niña autista: «Todo su cerebro está muy cascado»

Estos son los audios que han usado los padres de la menor, de siete años, para denunciar a cuatro docentes del colegio CEIP Cervantes de Dos Hermanas

SevillaActualizado:

Los padres de una niña autista de siete años han presentado una querella contra cuatro docentes del Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Cervantes de Dos Hermanas, donde estaba matriculada su hija, por insultar y mostrar un trato vejatorio a la pequeña que padece autismo. La prueba que les ha llevado a señalar a estas profesionales la obtuvieron con una grabadora que colocaron en la mochila de la alumna.

ABC ha tenido acceso a esos audios que acompañan a la querella y en los que se escucha cómo se grita a la niña o se refieren a ella asegurando que: «Todo su cerebro es el que está cascado, hombre y mucho, pero muy tocado, eh? Está muy tocado». El letrado de la familia, Javier Jaenés, que presentó la querella el pasado 30 de mayo, detalla que esos audios forman parte de una grabación de seis horas ininterrumpidas que se hicieron en un mismo día y que todas las conversaciones se produjeron con la niña presente, en el aula donde acudía a diario con otros niños que tienen necesidades especiales.

Los padres de la niña, tras obtener ese material, se pusieron en manos del letrado, quien les asesoró para que presentaran una queja ante la inspección educativa y que iniciaran la vía judicial. La querella se dirige en concreto contra la directora del centro, la logopeda, la monitora del aula de atención especial y la tutora de la pequeña. Consideran que habrían incurrido en un delito continuado de trato denigrante.

La inspección educativa investiga

Dada la gravedad del asunto, el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, aseguró ayer que «tomarán medidas» en el caso de que se confirmen los hechos que denuncian estos padres. «No duden de que cuando tengamos toda la información, actuaremos en consecuencia». Además, confirmó que este jueves se reúnen los padres, con la inspección y la directora del centro educativo. Fuentes de la delegación territorial de Educación confirmaron que están trabajando sobre el caso y realizando un informe que «aún no se ha concluido».

Los padres decidieron colocar una grabadora a su hija después de que sufriera dos crisis epilépticas en un corto espacio y que se produjeran entre semana, cuando tenía que ir al colegio. Tras ser explorada por especialistas en psicopatologías infantil concluyeron que la menor debía alejarse de cualquier situación de estrés. Ante la sospecha de que el foco del problema podría estar en el colegio, decidieron recurrir a la grabación.

En los audios llama la atención cómo profesionales de la educación y que trabajan con niños con necesidades especiales hablan de la pequeña de manera despectiva asegurando que tiene una mirada «desafiante», «con prepotencia» y aventurándose a que dentro de unos años puede recurrir a la violencia.

En la denuncia se transcriben otras manifestaciones que no dejan en buen lugar a las profesionales como cuando le dicen a la niña: «Hombre, lávate las manos cochina, que te estoy viendo jugar con los mocos» o como una de las docentes la amenaza con pegarle: «Ahí te quedas. ¿te pego? ¿te pega Ana?».