Ivana Benítez posa, en maillot y junto a su bici, delante de «El pensador»
Ivana Benítez posa, en maillot y junto a su bici, delante de «El pensador» - F. V.
DOS HERMANAS

Ivana Benítez, «la sevillana de hierro»

La primera atleta andaluza en acabar un «Ultraman» ha sido elegida mejor deportista veterana de Dos Hermanas

DOS HERMANASActualizado:

Una fuera de serie. Así es Ivana Benítez, la primera mujer andaluza en completar un «Ultraman» —dos «Ironman» en tres días— con un total de 10 kilómetros a nado, 360 kilómetros en bicicleta y 84 kilómetros a pie.

Esta nazarena suma sus últimos años por proezas en toda Europa. Maestra de profesión, positiva de actitud y deportista de nacimiento, asegura que ha practicado tenis, rugby, remo y voleibol durante quince años.

Descubrió el triatlón y desde entonces no para de sumar retos que la sitúan como un ejemplo para muchas personas. Transmite los valores del deporte como nadie, algo que aún no ha sabido recocer ningún patrocinador ya que no cuenta con apoyos económicos y todos los gastos que tiene se los costea de su propio bolsillo. Se siente muy agradecida a Miguel Ángel Roldán Marín, su entrenador y pieza clave de sus éxitos.

Afirma que es su primera entrevista a pesar de sus éxitos. Se sienta junto a uno de los símbolos nazarenos como es «El pensador», con su maillot ciclista y su bicicleta que tan buenos recuerdos le trae, y empieza a responder a las preguntas.

«Alguien con ganas de seguir aprendiendo cosas, que se plantea retos para seguir mejorando como persona, en el trabajo y en el deporte», así se define esta campeona, muestra inequívoca de los valores que la han llevado a conseguir todas las proezas que ostenta.

Recientemente, su pueblo de Dos Hermanas la ha reconocido en la Gala del Deporte Nazareno siendo premiada como mejor deportista veterana. Ivana tiene 39 años y lleva desde 2004 en el triatlón, y lo más importante, tiene fuerza para conseguir retos.

Pero más allá de la pura competición, esta nazarena destaca los valores que le ha aportado: «De lo que me he dado cuenta con el triatlón de larga distancia es que se trata de un camino de autoconocimiento y crecimiento personal, jamás pensé que me iba a dar eso», reflexiona Ivana Benítez mientras esboza una sonrisa sabiendo las proezas que suma.

Ella es un referente para Dos Hermanas con el único lunar de que no es lo suficientemente conocida y la mayoría de personas, quizás por la falta de información o la falta de patrocinios —todo va unido—, no saben de lo que es capaz.

«El Ironman de Austria fue mi mejor marca y recuerdo aquel día llorar de felicidad cuando entré», afirma Ivana Benítez, quien asegura que allí consiguió su plusmarca: 13 horas y 22 minutos. ¿Quién es capaz de competir durante ese tiempo? Todo este esfuerzo se ve recompensado en su satisfacción personal: «A mí no me pesa nada de lo que a otros sí les pesa».

La preparación es clave y cuando se acerca la prueba entrena de lunes a domingo, suma más de veinte horas semanales unidas a un descanso activo a través de gimnasio o natación.

Afirma con rotundidad que «conciliar el entrenamiento con el trabajo y la vida diaria es muy complicado». Uno de sus próximos retos va de la mano de Antonio Manuel Jurado y tendrá carácter solidario, al igual que cuando completó el «Ironman Reto + vida» por la donación de médula.

«Con actitud positiva y constancia, todo en esta vida se puede lograr, los sueños solo tardan un poco más en llegar», afirma Ivana. Y es que lo más importante del deporte no son los éxitos en competición, sino los valores que transmite. Así es Ivana Benítez, una maestra por vocación y una mujer para la que no existen barreras de ningún tipo, referente para todo el que la conoce y con unas ganas de seguir mejorando.

«Disciplina, constancia y voluntad» son los valores que ella destaca y los que a su vez muestra cada día. Así es la «sevillana de hierro», una nazarena única.