Manifestación de apoyo a los sindicalistas del SAT antes del inicio del juicio
Manifestación de apoyo a los sindicalistas del SAT antes del inicio del juicio - EFE
Ningún hecho probado

Absuelven a los 35 sindicalistas del SAT juzgados por un piquete informativo en La Rinconada en 2008

La Fiscalía retiró su acusación contra los procesados y pidió la absolución para ellos

SevillaActualizado:

El Juzgado de lo Penal número cuatro de Sevilla ha absuelto a los 35 jornaleros miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) enjuiciados este pasado mes de junio por el piquete informativo que realizaron en la finca de «La Jarilla» de La Rinconada en 2008.

En la sentencia, fechada el 25 de junio y a la que ha tenido acceso Europa Press, la Sala absuelve los sindicalistas al considerar que no ha quedado probado ningún hecho delictivo.

Inicialmente, el Ministerio Público acusaba a los sindicalista de cometer un delito de coacciones y un delito de daños y reclamaba para ellos un pena de 23 meses de prisión así como una multa de 17 meses con cuota diaria de euros.

Igualmente, pedía que abonasen solidariamente una indemnización a la empresa de la explotación hortofrutícola de 1.797,97 euros por los daños causados en la finca así como una indemnización a un particular de 608 euros por daños a su tractor, si bien ambas partes renunciaron en el acto del juicio oral a la indemnización que pudiere corresponderles.

El juicio, en el cual no comparecieron los acusados, se celebró durante los días 11, 13, 14 y 18 de junio y declararon más de 50 testigos que señalaron no poder identificar a quienes participaron en el piquete. Por ello, el Ministerio Fiscal, tras hacer una exposición razonada de los hechos y la prueba practicada, cambió sus conclusiones provisionales en el sentido de retirar la acusación formulada y pidió la libre absolución de los acusados.

El SAT, «muy satisfecho»

Ante esta sentencia absolutoria, el secretario general del SAT, Óscar Reina, se ha pronunciando indicando que están «muy satisfechos» con la resolución de esta causa si bien ha apuntado que es «muy injusto» que este proceso haya durado once años lo que «es algo totalmente fuera de lugar e impropio de una democracia útil y efectiva».

De esta manera, ha subrayado que espera «no se siga persiguiendo ni enjuiciando a quienes defendemos el trabajo digno y la justicia social» y, en ese sentido, ha señalado que el SAT va a seguir luchando en esos términos «porque ahora es más necesario que nunca».

Cabe recordar que por esta causa fue juzgado y posteriormente absuelto el histórico dirigente del SAT Diego Cañamero si bien el órgano competente en enjuiciarlo fue el Tribunal Supremo a tenor de su condición entonces de aforado como diputado de Unidos Podemos.