Terrenos donde estaba ubicada la fábrica de Semillas Pacífico, junto a la Vereda de Sevilla
Terrenos donde estaba ubicada la fábrica de Semillas Pacífico, junto a la Vereda de Sevilla - C. G.
ARAHAL

Aprobado un convenio para la construcción de 300 viviendas en Arahal

El Ayuntamiento y la Junta de Andalucía acuerdan edificar sobre los terrenos de la empresa Semillas Pacífico

ARAHALActualizado:

El Ayuntamiento de Arahal, en su último pleno ordinario del mes de enero, aprobó por unanimidad la resolución del convenio suscrito con la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) para la promoción de, al menos, 300 viviendas en los terrenos de Semillas Pacífico.

Este solar, donde antiguamente se ubicaba una planta industrial de la empresa citada, situada en la Vereda de Sevilla, formó parte de un convenio que data del 26 de marzo de 2007.

Según explicó el delegado de Urbanismo, José A Cabrera (IU), la crisis llega cuando este acuerdo está en plena ejecución. La Junta de Andalucía había pagado a la Administración local la mitad de su valor, un total de 1.257.013,83 euros, para promover viviendas en el municipio.

Después de la crisis, la política de viviendas ha cambiado. La AVRA (antiguamente denominada Empresa Pública del Suelo de Andalucía, EPSA) se dedica a la restauración más que a la promoción de nuevas viviendas, por lo que los responsables municipales intentan dar solución a estos 80.000 metros cuadrados para emplearlo con este fin.

«Ni el Ayuntamiento tiene ese dinero para devolverlo a la Junta, ni la Junta va a pagar ahora la otra mitad para hacer promoción de vivienda», aclara Cabrera.

Ahora, el Ayuntamiento quiere que ese acuerdo incluya al menos la mitad de los terrenos, 40.000 metros cuadrados, un patrimonio que se destinará a realizar promoción pública de viviendas. Además, se ha solicitado a la Junta de Andalucía que esos terrenos estén lo más cercano posible a la Vereda de Sevilla.

El delegado de Urbanismo anunció que en los próximos meses saldrán órdenes de incentivos desde la Administración regional para la adquisición de una vivienda. Por lo tanto, hay que disponer de terreno con este fin.

En este sentido, también apuntó que la política municipal llevada a cabo por el equipo de gobierno en esta materia pretende que el cien por cien del suelo para viviendas sea gestionado desde el Ayuntamiento, «algo que ya se contempla en la nueva redacción del PGOU con la firma de dos convenios urbanísticos», especificó el delegado.

Esta intervención supondrá «el abaratamiento del suelo en Arahal», de manera que conseguir una parcela que hoy cuesta entre 40 o 50 mil euros, «pueda comprarse por 20 mil euros», según Cabrera.

Poner medios de vigilancia

El portavoz del PSOE, Rafael J. Serrano, único partido de momento en la oposición, dijo estar de acuerdo con la decisión y añadió: «Ahora tenemos que arremangarnos e intervenir en el precio de la vivienda».

En la misma sesión plenaria se aprobó también por unanimidad un Plan Especial de Inspección Urbanística en el que se desarrolla cuáles son las tareas del inspector de la policía y cuáles los procedimientos para evitar este tipo de delito.

El concejal de Urbanismo recordó que construir en suelo no urbanizable es delito recogido en el artículo 319 del Código Penal y, además, una infracción administrativa recogida en la LOUA (Ley de Ordenación del Territorio de Andalucía) que recogen multas de hasta 6.000 euros y cárcel de 1 a 3 años.

«Estamos obligados a poner medios a la vigilancia para que estos delitos no se cometan», dijo Cabrera que, advirtió, lo «difícil» que es hoy en día no detectar una construcción ilegal gracias al avance «en los medios aéreos» o también por «el aumento de la prescripción de esas infracciones que, con la reforma de la LOUA, pasó de 4 años a 6».

Para el delegado, es necesario «evitar desmanes de desequilibrios que no hacen otra cosa que terminar con acuíferos, generar impacto ambiental y acabar construyendo la no ciudad en espacios que nos están organizados y traen problemas de inundación o inseguridad ciudadana.

Por su parte, en este punto, Rafael J. Serrano mostró su acuerdo y explicó que, después de haber estudiado los recursos que incluyen este plan, uno de los que le parecía más efectivo era la realización de una primera foto «sobre la que se plantea el plan realizado el año pasado y sobre la que se actuará».

Cada año se hará una nueva foto aérea del término municipal y sobre ella se irán detectando las distintas anomalías aparecidas en suelo no urbanizable. «Esa es la disciplina urbanística que debe tener la coorporación local», concluyó.