ABC

Arte en SevillaLa música une en Sevilla a 1.200 alumnos andaluces en el Auditorio Rocío Jurado

El Proyecto Luna integra a componentes de cuarenta escuelas de música, coros y danza de la comunidad autónoma

SevillaActualizado:

Una orquesta con más de 1.000 componentes dispersos en una veintena de localidades de toda Andalucía. Ese es el reto que lleva asumiendo desde hace años Pedro Vázquez, director del Proyecto Luna, que el sábado celebrará el concierto de fin de curso en el Auditorio Rocío Jurado de Sevilla. En esta ocasión interpretarán «Cuéntame Principito», basada en la obra de Antoine de Saint-Exupéry y narrada a través de la música. El espectáculo contará con un sonido muy particular que interpretan alumnos de siete a diecisiete años procedentes de cuarenta escuelas de música, coros y danza, toda una fiesta sobre el escenario.

«Es un proyecto único en el que trabajamos desde hace tiempo y en el que cada vez hay más gente involucrada», explica su responsable, que es además director de las escuelas musicales de música de Mairena del Aljarafe y Sanlúcar la Mayor. Convencido de que no hay herramienta mejor para la integración que el arte, este docente ha creado un sistema para coordinar a todos los grupos, a pesar de la distancia y las diferencias de niveles y edades. Explica que se basa en el modelo de orquestas venezolano, creado por José Antonio Abreu, merecedor del premio Príncipe de Asturias en 2008.

Cuenta Vázquez que «funciona por núcleos coordinados por distintas personas que tienen reuniones periódicas para la puesta en común». «Es una estructura piramidal y cada colegio tiene asignado un conservatorio de referencia que lo obliga a ir trabajando de forma natural y al final se articulan para crear una única obra», señala el director. Detrás de esta iniciativa hay un interés en unir los centros y en integrar a todo tipo de alumnos, incluidos los que tienen necesidades especiales, como aquellos con autismo o trastorno de conducta. Ellos son, en realidad el centro del Proyecto Luna, en el que hay involucrados cincuenta de ellos.

La obra

La partitura de cada cuento «se escribe en tres niveles» para que todos puedan participar. De esta manera, señala el director musical, «nadie se aburre ni se agobia con el peso de la dificultad». Además de la comunidad que se ha creado en torno al Proyecto Luna, en estos años de trayectoria se han reforzado los lazos entre los alumnos. Asegura Pedro Vázquez que «se convierten también en profesores», de manera que el mayor se convierte en tutor del pequeño, que a su vez va alimentando ese deseo de ser mejor en lo que hace.

La adaptación de la obra de Saint-Exupéry ha corrido a cargo de Alberto González Calderón y Beatriz González Calderón y para su puesta en escena ha contado con la participación de más de 80 profesores de los distintos centros, que acompañarán a sus alumnos este sábado a las 21.30 horas. En total se interpretarán trece canciones y cada una de ellas le dará importancia a unos valores, una forma de «educar a través de la música», señala Pedro Vázquez. «Se trata de un proyecto multidisciplinar que incluye la música, la práctica instrumental, la expresión corporal y artes plásticas», concluye.