Bolsas de basura ante la fachada de las viviendas
Bolsas de basura ante la fachada de las viviendas - C. G.
ARAHAL

El Ayuntamiento de Arahal termina con las bolsas de basura en la calle

Reordena el sistema de recogida e instala 40 contenedores para mejorar el servicio

ARAHALActualizado:

La limpieza de un pueblo es siempre un reto para cualquier ayuntamiento, porque depende de la inversión municipal en este área y de la actitud de los vecinos. Arahal avanza más en un sentido que en otro. Tras las últimas actuaciones municipales con nuevos equipamientos, cabe esperar una respuesta de una parte de la población.

Uno de los motivos por los que el Consistorio de la localidad ha decidido tomar medidas es por la denuncia de muchos residentes en las redes sociales donde publican fotos de basura a pocos metros de las papeleras o contenedores. Así lo confirma el delegado municipal de Servicios Generales de Arahal, Luis López Minguet, que asegura que «muchas de estas críticas nos aportan ideas para que las medidas tomadas en este área estén lo más cerca posible de las necesidades de los ciudadanos».

En los últimos meses, la gestión ha ido encaminada a acabar con el «bolseo», es decir la recogida de basura casa por casa, que no ha estado exenta de polémica. «Todavía quedaba en zonas céntricas un 27% de las viviendas en las que se recogía la basura de esta manera y había que eliminarla porque generaba suciedad en las calles. La bolsa acababa rota porque la mordían los perro, por coches que pasaban por encima o por las patadas de algunos jóvenes que se dedicaban a esparcirlas por la vía pública, eso era insalubre», explica el delegado. Por eso, después de mantener un pulso con el vecindario que insistía en seguir con la bolsa en la puerta, se ha logrado reorganizar el trabajo.

Nuevos horarios

El nuevo sistema permite llevar a cabo la recogida con solo dos operarios, dejando un camión de limpieza para adecenta casi a diario los contenedores y la zona del entorno. Además, ya el vehículo no sale a las diez de la noche como antes, sino a las seis de la mañana.

El responsable municipal asegura que «el nuevo horario y la limpieza han reducido el mal olor alrededor de los contenedores». Aclara que antes los camiones salían a recoger bolsas y contenedores a las diez de la noche para terminar sobre las cinco de la mañana, pero había vecinos, sobre todo en invierno, que dejaban las bolsas antes de irse a trabajar a primera hora.

Junto con el cambio, el Ayuntamiento ha instalado 40 contenedores nuevos con palanca para abrirlos en distintas zonas del pueblo. Incluso, en determinadas zonas del casco histórico, el camión pasa dos veces, a primera y última hora del servicio, para que se reduzcan todo lo posible los malos olores en contenedores que están demasiado pegados a viviendas o establecimientos.

A su vez, tienen otro proyecto para realizar 22 actuaciones que sustituyan estos receptores por otros soterrados, concretamente aquellos que reciben más críticas por estar cerca de viviendas. En el pleno extraordinario del pasado 9 de mayo se aprobó una propuesta de modificación de crédito financiado con remanente de 1.451.927 euros, desde el que saldrán dos partidas para este proyecto de contenedores soterrados (114.000 euros) y para la compra de otro camión de limpieza (147.000 euros).