Profesores y alumnado del instituto donde estudiaba Paula han llevado a cabo un minuto de silencio - C. G.
ACCIDENTE DE MOTO EN ARAHAL

Se barajan dos hipótesis sobre la muerte de la joven Paula al ser arrollada por un vehículo

El autor del atropello, que circulaba bajo los efectos del alcohol, ha quedado en libertad con cargos

ArahalActualizado:

Un accidente de tráfico ocurrido este martes en la carretera Arahal-Paradas al colisionar un automóvil y una motocicleta se ha cobrado la vida de una joven de 16 años, mientras que otra mujer se encuentra hospitalizada grave. La fallecida es Paula Pérez Satorres, cuyos compañeros en el IES Al-Ándalus se han concentrado esta mañana para guardar un minuto de silencio.

El conductor del vehículo que chocó contra el ciclomotor ha pasado esta mañana a disposición judicial imputado por homicidio imprudente, aunque después la juez de primera Instancia de Instrucción de Marchena lo ha puesto en libertad con cargos con la obligación de comparecer una vez al mes. Se le atribuye al imputado los delitos de homicidio imprudente y contra la seguridad del tráfico por circular bajo los efectos del alcohol.

Distintas versiones

En principioo, se barajaban varias hipótesis sobre el accidente basadas en los primeros datos que ofrecen a la Policía algunos de los ocupantes del vehículo implicado en el accidente. Cobra más fuerza aquella en la que el ciclomotor, junto con las dos jóvenes, estaba parado en la carretera a un kilómetro de Paradas porque se había quedado sin gasolina. Según esta hipótesis, en esa moto iba el novio de la víctima y ella. Él habría llamado por teléfono a su amigo, vecino de Marchena, para que lo recogiera y lo llevara a Paradas para comprar combustible.

El amigo habría dejado a su propia mujer acompañando a la menor en la vía y habrían ido a la gasolinera más próxima llevando de copiloto al novio de la fallecida. Los hechos habrían ocurrido cuando el coche volvió con el combustiblde para la motocicleta. No se conocen bien las razones, pero el vehículo terminó atropellando a las dos jóvenes que están junto al arcén.

El lugar del accidente
El lugar del accidente- C. G.

Otra hipótesis apunta a que las dos parejas estaban en Paradas y ellas empezaron a discutir. Ellas podrían haber decidido irse a Arahal en la moto y es cuando se habrían quedado sin combustible en mitad de la carretera. Ellos, que iban en el automóvil, habrían llegado detrás de ellas y las habrían atropellado en la oscuridad de la noche. No obstante, hasta que la investigación de la Guardia Civil no culmine no se sabrá qué pasó verdaderamente esa noche.

La Policía de Arahal recibió una llamada de un conductor que pasaba por la zona poco después de ocurrir los hechos. Inmediatamente llegaron agentes tanto de esta localidad como de Paradas y los servicios sanitarios. El cuerpo de la víctima lo encontró un policía en el arcén, mientras que la amiga estaba en mitad del campo mal herida, ya que habría sido despedido por el impacto. Ambos vehículos, el coche y el ciclomotor, también están fuera de la carretera.

La joven mal herida, de la que no han trascendido datos, es trasladada al Hospital Virgen del Rocío, donde el parte médico indica que se encuentra en «estado grave» e ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Rehabilitación y Traumatología del Virgen del Rocío.

Paula es la cuarta de siete hermanos. Hasta hace muy poco la familia ha vivido en el pago de Llano Verde, una urbanización rural a la que se accede por la carretera Arahal-Morón. Ahora la familia reside en la zona conocida como el barrio de las Flores, junto al Polígono Vereda Osuna, muy cerca de la carretera donde perdió la vida.

El novio es un joven muy conocido en el pueblo. Hace año y medio ya tuvo otro accidente de tráfico de madrugada en la calle Fuente de la Salud. Ese día chocó solo contra un coche aparcado en la calle y se estampó contra la pared de una vivienda, quedando en estado muy grave.

Conmoción en el instituto

El pueblo ha amanecido conmocionado por la noticia y en el instituto donde tenía que dar hoy el tercer día de clase del nuevo curso, su director Miguel José Ruiz, estaba esta mañana pendiente del grupo de compañeros de la fallecida.

Una orientadora, psicóloga, acudió a primera hora para hablar con estos menores. El director convocaba entonces un minuto de silencio en el patio del centro a las 11.25 de la mañana, poco antes del recreo. «Puede imaginar cómo estamos, sus compañeros parecen tranquilos pero estamos pendientes por si hay que llamar a las familias para que vengan a recogerlos», decía Miguel José Ruiz.