Un obrero falleció al caer del sexto piso de este bloque en obras en enero
Un obrero falleció al caer del sexto piso de este bloque en obras en enero - Manuel Gómez

Cada doce días muere una persona por accidente laboral en la provincia de Sevilla

Según Comisiones Obreras, las cifras de fallecimiento en el puesto de trabajo han aumentado un 38% respecto a 2018

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Comisiones Obreras (CC.OO.) ha alertado hoy del aumento del 38% de muertes en el «tajo» en la provincia de Sevilla, ya que en los primeros siete meses de este año 18 trabajadores han fallecido en la provincia, nueve en accidentes en los puestos de trabajo y nueve en accidentes in itinere.

Esto supone que cada doce días muere un trabajador en accidente laboral, asegura el sindicato en un comunicado, que cita que, en total, entre enero y julio de 2019 se produjeron en la provincia de Sevilla 15.686 accidentes laborales, es decir, 75 al día.

Respecto al mismo periodo de 2018, los accidentes de trabajo aumentaron un 4%, los accidentes mortales un 38% y los accidentes in itinere un 200%, ha concretado el sindicato.

El secretario de Acción Sindical de CC.OO. de Sevilla, Carlos Aristu, ha llamado la atención sobre el incremento de los accidentes mortales en los trabajadores más jóvenes: «respecto al pasado año han aumentado un 12% los accidentes laborales en los trabajadores de 16 y 17 años».

Por sectores, las cifras son especialmente alarmantes en la construcción (+30 %), las industrias extractivas (+38 %), el montaje de aires acondicionados (+40 %) y las actividades inmobiliarias (+76 %).

Aristu ha lamentado que «el número de muertes en el trabajo y de accidentes no deje de aumentar» y ha asegurado que «la Reforma Laboral, la precariedad laboral y el fraude en la contratación son una trampa mortal» para los trabajadores y las trabajadoras, por lo que ha exigido su derogación.

Ha pedido a los políticos «que den una respuesta contundente a esta lacra que está golpeando de una forma durísima a las familias trabajadoras que sufren las enormes tasas de paro, la tremenda precariedad y también las muertes en el trabajo».