Partes del avión que han caído en la zona de pago de Martinazo, en Arahal, junto a una imagen de un F-16
Partes del avión que han caído en la zona de pago de Martinazo, en Arahal, junto a una imagen de un F-16 - C.G.

Dos tanques de combustible de un avión militar F-16 caen sobre un campo de olivar de Arahal, en Sevilla

Los terrenos coinciden con la trayectoria en línea de una pista de aterrizaje de la Base Aérea de Morón de la Frontera

ArahalActualizado:

Dos tanques de combustible de un avión militar estadounidense, modelo F-16, con sede en la base de Morón de la Frontera (Sevilla) han caído sobre las 7.30 horas de la mañana de este martes en un olivar de la localidad sevillana de Arahal.

Fuentes de la embajada de EE.UU. en España han asegurado que se trata de un avión F-16 que «experimentó un problema técnico poco después del despegue y, por razones de seguridad, el piloto tuvo que deshacerse de dos tanques de combustible de la aeronave».

Asimismo, en el comunicado afirman que el avión aterrizó posteriormente «de manera segura» y no hubo heridos como consecuencia del accidente.

El departamento de Prensa de la Base Aérea de Morón confirmaba sobre las 15 horas de esta tarde que se trataba de un avión del ejército de EE.UU. aunque «se desconoce si es un ejercicio o una misión».

Especialistas consultados por ABC apuntan a que cada uno de estos depósitos tendría capacidad para albergar unos 1.400 litros de combustible.

La Guardia Civil y militares de las instalaciones aéreas tanto de EE.UU. como españolas han acordonado la zona y a la hora de redactar la información, aún buscaban un segundo depósito de combustible.

El comandante de Seguridad de la Base, Manuel García de Consuegra, junto con otros componentes de su equipo y militares de EEUU, revisaban desde primera hora de la mañana la zona. Los restos habían quedado desperdigados unos 500 metros a la redonda, cerca de las instalaciones militares.

Esta área está en la línea de la pista de aterrizaje de la base. El comandante buscaba los restos del fuselaje e informó a uno de los propietarios de las tierras, un vecino de Arahal, que quería retirarlos todos antes de que acabase el día, pero no podía confirmarlo de momento. Había piezas que aún no habían podido encontrar «y que podían ser explosivas».

La zona estaba siendo vigilada por la Guardia Civil que tiene que hacer un informe, al igual que los militares españoles que buscaban y señalizaban los lugares donde estaban las piezas del fuselaje del avión.

No había jornaleros por las lluvias

El olivar está en plena actividad del verdeo. Los restos han caído sobre un área de dos propietarios diferentes. Una parte ya ha sido verdeada. Pero en la otra, la cuadrilla de las tierras, formada por 70 personas, no han ido a recoger aceitunas porque ha llovido toda la noche. De lo contrario, hubieran estado verdeando, dice uno de los propietarios de las tierras, Antonio Cortés Balbuena.

Monolito que recuerda un accidente de avión en la misma zona
Monolito que recuerda un accidente de avión en la misma zona- ABC

El Pago de Martinazo es un área en la que han ocurrido al menos dos accidentes graves. El último fue el 9 de junio de 2014 cuando un Eurofigther se estrelló cerca de esos olivares. En el accidente murió el capitán Fernando Lluna Carrascosa, de 30 años, natural de Madrid.

Pero anteriormente a esa fecha, en junio de 1979, fallecieron el teniente José Carmona Gamero, y Rafael Milans Navarro, alférez. En la zona hay un monolito recordando el fallecimiento de ambos militares.

En esta ocasión, el piloto no ha sufrido daño alguno.

El alcalde de Arahal, Miguel Ángel Márquez (IU), no ha querido hacer ninguna declaración al respecto.