Una de las microcámaras que colocó el detenido detrás de un enchufe
Una de las microcámaras que colocó el detenido detrás de un enchufe - ABC
Sucesos

Detenido en Coria un técnico que colocaba cámaras en los baños de sus clientes

La Policía descubrió las grabaciones cuando efectuaba un registro en su domicilio en el marco de una operación contra pedófilos en internet

SevillaActualizado:

La Policía Nacional ha desenmascarado a un mirón cualificado que había utilizado su profesión como técnico electrónico que trabaja a domicilio para colocar cámaras en los baños de sus clientes, violando la intimidad de estas personas para hacerse con material de carácter íntimo. La Policía Nacional ha confirmado este lunes su detención; aunque ésta se produjo en 2018. Se conoce ahora porque los agentes han concluido la operación policial que les llevó hasta este individuo meses atrás. Una investigación contra el intercambio de archivos pedófilos en internet que se ha saldado con diez detenidos en la provincia de Sevilla.

La investigación arrancaba en enero de 2018 cuando en el trabajo rutinario de rastreo de la red, agentes especializados en delitos tecnológicos detectaron fotos y vídeos pornográficos cuyos protagonistas eran niños. Siguiéndole la pista a esos archivos, la Policía localizó hasta 15 direcciones IP, geolocalizadas en Sevilla y su provincia, desde las que se estaba consumiendo ese material. Una de esas dirección correspondía al equipo del técnico mirón.

Un fetichista que almacenaba vello púbico

Cuando los agentes acudieron a realizar un registro en su domicilio de Coria, además de hallar material pedófilo, localizaron otras grabaciones que al parecer había obtenido de manera ilícita. Según la Policía, este detenido «aprovechaba su trabajo como técnico electrónico para acceder a los domicilios y colocar dispositivos de grabación en los cuartos de baño de las víctimas». Así, utilizaba, por ejemplo, microcámaras que colocaba en enchufes.

No fue la única sorpresa que se llevaron los agentes, el técnico resultó ser un fetichista que acumulaba restos biológicos de mujeres, como vello púbico y fluido, guardados en bolsas de plástico y etiquetados el nombre de una mujer.

Los agentes han detenido en la operación a un total de diez personas por intercambiar pornografía infantil a través de internet. Los arrestos se han producido en en los municipios de Sevilla (4), Coria del Río (1), Dos Hermanas (1), Olivares (1), Sanlúcar la Mayor (1), Santiponce (1) y Utrera (1). El principal implicado

La Policía Nacional recuerda que si se detecta material pedófilo no debe compartirse públicamente y puede ponerlo en conocimiento de agentes especializados a través del correo denuncias.pornografía.infantil@policia.es