La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, junto al diputado de Unidos Podemos, Diego Cañameros - ATLAS
POLÍTICA

Diego Cañamero aborda a Cospedal en el Congreso para pedirle que ceda tierras de Defensa a cooperativas

Requiere a la ministra que no venda la finca militar Las Turquillas (Osuna) y que la ceda a ayuntamientos o cooperativas

SEVILLA / MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El secretario general del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) y diputado de Unidos Podemos por Jaén, Diego Cañamero, ha abordado este miércoles a la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, en los pasillos de la Cámara para pedirle que no venda la finca militar 'Las Turquillas', situada en la localidad sevillana de Osuna, y que le dé un uso social.

Ante los informadores, Cañamero ha explicado que ha estado hablando con Cospedal, a la que no conocía, y ha aprovechado para conocer sus planes sobre la finca perteneciente al Ministerio de Defensa.

Según ha dicho, en Andalucía hay tres fincas militares que están en desuso y, en concreto, la de 'Las Turquillas' se dedica a la cría caballar. «Nos saldría más barato tener a los caballos en un hotel que tener esa finca para la actividad caballar», ha comentado.

«Nos saldría más barato tener a los caballos en un hotel que tener esa finca para la actividad caballar»

Así las cosas, el parlamentario de Unidos Podemos ha pedido a la nueva titular de Defensa que no venda la citada finca, sino que se ceda a ayuntamientos o cooperativas para que se le pueda dar un uso público.

La finca de 'Las Turquillas' ha sido ocupada en varias ocasiones por miembros del SAT, entre los que se encontraba el propio Cañamero, que fue uno de los multados tras una acción en 2012 por usurpación de inmueble, aunque absuelto por el Tribunal Supremo del delito de desobediencia grave a la autoridad.

La petición llega en un momento clave

Se da pues la circunstancia de que Cañamero, elegido por Unidos Podemos en la circunscripción de Jaén, enfoca su «trabajo» parlamentario en defender los mismos intereses que durante su etapa en el SAT, del que fue portavoz hasta pocas semanas antes de las elecciones de diciembre de 2015. Su interés por que las tierras de Defensa pasen a manos de cooperativas o ayuntamientos de la Sierra Sur de Sevilla llega justo cuando el consistorio de Marinaleda, que gobierna desde hace décadas su camarada Juan Manuel Sánchez Gordillo, está inmerso en un conflicto con la Junta por la propiedad de unos terrenos que, o pagan antes de final de año, o de las que perderán la potestad.