Juan Manuel Sánchez Gordillo y, a su izquierda, Sergio Gómez Reyes (con camiseta azul y jersey claro)
Juan Manuel Sánchez Gordillo y, a su izquierda, Sergio Gómez Reyes (con camiseta azul y jersey claro) - ABC

Elecciones municipales Sevilla 2019Sánchez Gordillo dejará la alcaldía de Marinaleda y elige a Sergio Gómez como su sucesor

Entre los motivos de su marcha está el desgaste por el paso de los años, su delicado estado de salud y la pérdida de votos en las pasadas elecciones municipales

SevillaActualizado:

El escrutinio de las pasadas elecciones municipales evidenció en la provincia de Sevilla que el único alcalde democrático que sigue en el poder desde 1979, Juan Manuel Sánchez Gordillo, consiguió revalidar la alcaldía con los peores resultados de su historia.

Tan sólo 44 votos de diferencia entre su partido, Adelante, y la segunda formación, que concurría por primera vez, Avanza Marinaleda-Matarredonda. Fue la primera vez que concurrían cuatro candidaturas. A las dos señaladas, hay que sumar los 63 votos obtenidos por el PSOE y los 27 del Partido Popular.

Acostumbrados a ganar por mayoría absoluta en cada elección desde hace ya 40 años, Sánchez Gordillo ha visto cómo la irrupción de este nuevo partido independiente, liderado por Cristina Martín Saavedra, le ha sacado los colores al histórico político andaluz.

Los de Sánchez Gordillo han obtenido 6 actas de concejal por los cinco ediles de Avanza. A sus 67 años de edad, Sánchez Gordillo ha sufrido el desgaste personal a lo largo de cuatro décadas, si bien ha sido en las pasadas elecciones municipales cuando ha quedado más en evidencia esta pérdida de votos.

Así, la formación que ha liderado desde 1979, Candidatura Unida de los Trabajadores (CUT) participó con estas siglas en las dos primeras legislaturas (9 concejales y 2 de la UCD en 1979 y pleno en 1983) y desde la década de los ochenta se englobó dentro de Izquierda Unida, logrando resultados idénticos con respecto al PSOE (8-3). En 1995 le arrebató un concejal al PSOE (9-2); en 1999 entró por primera vez el PP en el pleno, obteniendo Sánchez Gordillo 8 concejales y los socialistas, dos.

Las primeras elecciones del siglo XXI fueron un nuevo baño de IU-LV-CA gracias a los 1.271 votos que le valieron para nueve actas de concejales (dos obtuvo el PSOE). En 2007, los socialistas recortaron distancias (7-4) y obtuvieron sus mejores resultados, si bien en 2011 y 2015, Sánchez Gordillo volvió a sumar idénticos resultados (9, por 2 del PSOE).

Y llegamos a las pasadas elecciones en las que el partido de Sánchez Gordillo logró sólo 44 votos más que su perseguidor, que no ha sido el PSOE ni el PP, sino una nueva formación surgida este año y que a punto ha estado de lograr el «sorpasso» en Marinaleda.

Pero, quiénes conforman este partido que ha revolucionado este pequeño pueblo sevillano de 2.600 habitantes. La candidata y primera edil en la oposición, Cristina Martín, señala que su formación está integrada por gente de Marinaleda: «Somos un partido independiente, preocupados por el malestar y abandono que está nuestro pueblo. Necesita un cambio por seguir adelante», aseguraba en precampaña.

Esta formación ha logrado 847 votos, todo un registro histórico en Marinaleda, donde el segundo partido más votado ha logrado 620 votos (el PSOE en 2007). Además, este año se ha logrado un récord de participación, hasta un 86,6%.

¿De dónde salen los 847 votos obtenidos por el partido de Cristina Martín? ¿Se trata del voto de castigo a Sánchez Gordillo? Desde la propia formación que lidera el histórico político apuntan que «muchos de los votantes son nuestros, que se han ido con ellos, quizá por ese voto al castigo hacia un partido que lleva cuarenta años gobernando con mayoría absoluta».

Relevo este mandato

Llegados a este punto habría que hacerse la pregunta que todos se hacen. ¿Es el fin de Sánchez Gordillo? Estas mismas fuentes apuntan a que al desgaste de la persona y al apoyo que ha obtenido esta nueva formación, quizá ésta sea la última legislatura de Sánchez Gordillo y se dé el paso a su sucesor durante este mismo mandato.

Y la persona que tiene todas las papeletas para ser el sustituto de Sánchez Gordillo es su mano derecha, la persona que ha ido en tercera posición en la lista (la segunda es una mujer para cumplir con el principio de partido cremallera).

Sergio Gómez Reyes
Sergio Gómez Reyes - ABC

Según ha sabido ABC, Sergio Gómez Reyes (profesor en un instituto de Manilva) es la persona que ha estado codo con codo con Gordillo estos años y que se encuentra «preparado» para dar el salto a la Alcaldía el día que el dirigente comunista lo decida.

A todo ello hay que sumar la enfermedad por la que pasa el propio Juan Manuel Sánchez Gordillo, que sufrió dos meses antes de las elecciones un ictus que le ha mermado sus facultades físicas, si bien el propio Gordillo reconocía en una entrevista a ABC que le quedaba «cuerda para rato». Cuestionado por si le preocupaba la continuidad de su proyecto el día de su retirada, Gordillo señaló que no, «porque habrá otros que sigan adelante con este proyecto» en referencia a Sergio Gómez.

Incluso, en la asamblea donde se elegía al candidato para la alcaldía, el propio Gómez obtuvo el doble de votos que Gordillo, si bien el tercero de la lista dijo que el alcalde se había ganado el derecho a irse cuando él quisiera. Además, reconoció antes sus compañeros que él será el sustituto.

«A las tinieblas»

A pesar de esta dolencia, Sánchez Gordillo ha estado haciendo campaña electoral en su pueblo como siempre y ha sido precisamente hace unos días cuando ha vuelto al candelero político a raíz de unas manifestaciones efectuadas durante una asamblea.

En ellas, Sánchez Gordillo «amenazaba» con mandar «a las tinieblas» a quienes habían apoyado a Avanza. Las incendiarias palabras que han provocado la polémica son las siguientes: «El que no dé la cara no va a tener recompensa, va a ser destinado a las tinieblas si hace falta».

Esa «tiniebla» a la que hacía referencia iba dirigida a los votantes que siempre han apoyado a Gordillo a lo largo de estas cuatro décadas y que ahora han girado sus votos hacia Avanza. Malestar, odio, crispación entre vecinos, comentario, insultos... son sólo algunos adjetivos que se han escuchado estos días en Marinaleda.

El propio Sánchez Gordillo, en unas declaraciones al programa «Todo es mentira», de Cuatro, aseguró que esas amenazas las realizó en el transcurso de un mitin. «Muchos me han traicionado. Los que me han apoyado y dado la cara por mí tendrán recompensa. El que piensa distinto es un traidor».

En el fondo, Gordillo criticaba a los que se han beneficiado de las viviendas que se construyen en Marinaleda por las «que se pagan cien euros al mes» y el uso privado que le dan.

En concreto, Gordillo ha acusado a Cristina Martín de «tener un negocio ilegal al dar clases de inglés privadas en su casa, que es pública; y su hermana, también. De los cuatro primeros de la lista, tres tienen casas públicas». Para Sánchez Gordillo, los partidarios de Avanza «no son del PSOE ni de la izquierda, son de derecha».