Obras de mantenimiento de fachadas en los edificios de viviendas sociales de la barriada Antonio Machado
Obras de mantenimiento de fachadas en los edificios de viviendas sociales de la barriada Antonio Machado - Alejandro Hernández
Lebrija

La empresa municipal de vivienda pierde 800.000 euros de beneficios en tres años

El PP de Lebrija considera que Inmuvisa no es rentable teniendo en cuenta el «preocupante» estado de las viviendas sociales

Alejandro Hernández
Actualizado:

La empresa pública Iniciativa Municipal para la Vivienda SA (Inmuvisa) de Lebrija lleva desde 2015 registrando un acusado descenso en sus beneficios. Según las cuentas presentadas a las juntas generales de accionistas de 2015 a 2017, Inmuvisa ha reducido sus beneficios de cerca de un millón de euros a menos de 200.000. En concreto, en 2015 se registraron unos beneficios de 955.632 euros; en 2016 se contabilizaron 788.033 euros; y en 2017 los beneficios fueron de 194.815 euros.

Teniendo en cuenta el estado de los bloques de viviendas sociales y de los edificios que gestiona la empresa pública municipal, además de las inversiones que estas construcciones exigen para su mantenimiento y rehabilitación, el grupo municipal del PP llega a la conclusión de que «lejos de tener rentabilidad, Inmuvisa es una empresa con pérdidas».

Desde Inmuvisa, de capital cien por cien municipal, siempre se ha justificado el descenso de los beneficios en la crisis económica y financiera iniciada en 2008, que paralizó el sector inmobiliario y de la construcción también en el campo de las viviendas sociales.

Uno de los factores que llevan a esta conclusión al primer partido de la oposición local lebrijana es el aspecto de la morosidad en el pago de los alquileres de las viviendas. En este aspecto, la morosidad a seis meses en 2015 superó los 500.000 euros; en 2016 sobrepasó los 400.000; y en 2017 se acercó a los 525.000 euros. La morosidad acumulada el año pasado está por encima de 5,2 millones de euros. El informe independiente de la auditoría de cuentas de 2017 llama la atención sobre el epígrafe «Clientes por ventas y prestaciones de servicios», que recoge el importe de los alquileres mensuales pendientes de cobro «y que al 31 de diciembre de 2017 asciende a 5.273.315,22 euros».

Para los populares esta situación «no solo refleja la cruda y descarnada realidad de una importantísima parte de nuestro pueblo, sino que pone de manifiesto el gran talón de Aquiles de Inmuvisa». Según el análisis del portavoz municipal del PP, Francisco Javier Monge, «estos números fríos son el día a día de cientos de familias de nuestro pueblo que no pueden pagar ni siquiera un alquiler social con precios inferiores a los de mercado».

Monge insiste en que la elevada morosidad acumulada «es el reflejo del fracaso de una política que lleva décadas gobernando Lebrija (la del PSOE) y que no es capaz de invertir la situación de necesidad de las personas a las que dice proteger». En esta línea, al presidente local de los populares y delegado municipal de Vivienda durante el mandato del tripartido (PA, PP e independientes) de 2003 a 2007, Manuel Bellido, le preocupa «el estado de salud de la empresa».

Así como la morosidad en el pago de los alquileres es para el PP «el primer riesgo de quiebra de nuestra sociedad municipal», el segundo, «que pone en riesgo su estabilidad», aseguran, es la utilización de Inmuvisa por parte del Ayuntamiento «como una forma de financiación, demorando el pago de servicios que presta la empresa municipal» como son la limpieza viaria, la recogida de basuras o la limpieza de los edificios públicos. A 31 de diciembre de 2017, la deuda del Ayuntamiento con Inmuvisa superaba 1,7 millones de euros, de los que más de un millón corresponden a limpieza de calles y a la recogida de basuras.

La gestión del suelo público industrial, competencia de la empresa pública, también es cuestionada por los populares que la califican de «rotundo fracaso» y ponen como ejemplo la realizada en relación a los 20 locales comerciales cercanos al hospital y al polideportivo «de los que solo se han alquilado seis desde 2015, uno solo en 2017».

El grupo líder de la oposición municipal de Lebrija aboga por activar de nuevo la actividad de Inmuvisa en materia de viviendas para de esta forma «generar empleo y evitar que la empresa municipal se ponga en riesgo».