Miembros de la familia del poeta Padro Garfia junto al delegado municipal de Cultura
Miembros de la familia del poeta Padro Garfia junto al delegado municipal de Cultura - ABC
OSUNA

Una exposición recuerda a Pedro Garfias, «el poeta olvidado de la Generación del 27»

Tras ser declarado hijo adoptivo en junio, ahora se expone en la Casa de la Culturauna muestra sobre su vida

OSUNAActualizado:

Tras el nombramiento del poeta Pedro Garfias como hijo adoptivo de la ciudad de Osuna el pasado mes de junio, y coincidiendo con el 50 aniversario de su muerte, el Ayuntamiento de Osuna ha organizado una exposición en el salón de actos de la Casa de la Cultura comisionada por el catedrático de Literatura y estudioso de la figura del poeta, José María Barrera, que lleva por título «Pedro Garfias. 50 años después».

Dicha exposición fue inaugurada por el delegado municipal de Cultura, Manuel Rodríguez, acompañado por el comisario de la misma, en un emotivo acto al que asistieron cuatro sobrinos del poeta muerte en México, en el exilio, así como otros representantes del equipo de gobierno y de la corporación municipal, y público en general, algunos de los asistentes muy vinculados con el poeta y con su familia.

En su intervención, Manuel Rodríguez destacó que, si bien Pedro Garfias no nació en Osuna, sí vivió su niñez y sus años de juventud, tras cursar sus estudios fuera, en la localidad, casándose con la ursaonense Margarita Fernández Repiso y siendo uno de los grandes embajadores de Osuna y parte importante nuestra cultura, allí donde tuvo que vivir.

El delegado de Cultura resaltó que «al ser un poeta comprometido, la defensa de sus ideales le llevó a un exilio permanente durante la dictadura franquista, acompañándole siempre el recuerdo de Osuna en su memoria», como muestran dos sendos poemas que Garfias publicó en su primer libro «El Ala del Sur», dedicados a la Plaza Mayor y a la Colegiata de Osuna.

Dos destacados murales de cerámica realizados a mano sobre los que ya se pueden leer dichos poemas, que han quedado instalados en estos dos lugares que el poeta nombra y que fueron ambos descubiertos por el delegado municipal de Cultura acompañado de la familia del poeta.

Sobre la figura de Pedro Garfias, Manuel Rodríguez expresó que, pese a ser un gran escritor, «fue uno de los olvidados de la Generación del 27 por lo que agradeció a José Manuel Barrera que, de su mano y de todos estos años de estudio e investigación, este poeta comenzara a salir del olvido con la recuperación de la democracia y que hoy ocupe el espacio que le pertenecía por derecho propio en nuestras letras».

El comisario de la exposición tuvo palabras de agradecimiento para la familia del poeta así como para el Ayuntamiento de Osuna, expresando además su deseo, y el de los herederos, de que «pueda existir en un futuro una fundación Pedro Garfias que vele por su legado y para que todos sus documentos, obras, libros, manuscritos, papeles, poesías y el nuevo epistolario descubierto, que va a ser editado y que pronto verá la luz, se conserven en un edificio de la localidad, es decir, en Osuna, que fue el ámbito donde se desarrolló su vocación literaria».