El ingeniero sevillano Fermín Garrido
El ingeniero sevillano Fermín Garrido - ABC

Una familia de Pedrera pide ayuda para repatriar a un joven fallecido en un accidente aéreo en los Pirineos

Fermín Garrido era natural de la localidad sevillana y llevaba varios años trabajando en Francia

C. González
Estepa/pedreraActualizado:

Una familia de la localidad sevillana de Pedrera ha pedido ayuda a las autoridades españolas para poder repatriar el cuerpo de uno de sus miembros, que falleció la semana pasada en Francia en un accidente aéreo, sin que hasta el momento hayan podido conseguir que las gestiones salgan adelante. Sus familiares quieren que termine así la pesadilla que sufren desde el pasado 13 de junio, cuando el joven ingeniero Fermín Garrido, se precipitaba con su avioneta cuando sobrevolaba el Pirineo francés.

Garrido viajaba en el aeroplano junto a otro piloto, cuando perdió el control del aparato en la comarca francesa de la Cerdaña, casi en la frontera entre España y Francia. Cayó sobre la carretera que une las localidades de Sallagosa y Estavar, muy cerca de suelo español, y los servicios sanitarios desplazados a la zona no pudieron hacer nada por salvar su vida. Los dos fallecieron víctima del impacto de la avioneta contra un montículo de tierra. Las causas del siniestro son investigadas por la gendarmería francesa.

El accidente provocó un importante despliegue de servicios sanitarios y bomberos, con una treintena de efectivos contra el fuego desplazados al lugar de los hechos para intentar sofocar a tiempo las llamas provocadas por el accidente.

Entre Pedrera y Estepa

Garrido era natural de Pedrera, aunque se había criado en Estepa. El hecho ha provocado que en los dos pueblos se viva con preocupación este suceso, sin saber cuándo podrá recibir sepultura el joven fallecido, que llevaba varios años trabajando en Francia, donde era ingeniero de simulación de pruebas. Se había formado en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Sevilla entre los años 2009 y 2015, y su titulación genérica era la de ingeniero aeronáutico, aeroespacial y astronáutico.

Además de ser un buen estudiante, era un gran amante del deporte, y mientras estudió en Sevilla perteneció al equipo de rugby de la Escuela de Ingenieros. Fue parte activa también de la tuna de Turismo y Finanzas de la Universidad Hispalense. Desde hacía algún tiempo había establecido su residencia habitual en la localidad francesa de Toulouse. El propio alcalde de Pedrera, Antonio Nogales, intentó también realizar algunos trámites para ayudar a la familia, sin que haya sido posible de momento conseguir que haya al menos respuesta por parte de las autoridades españolas.

Según Nogales, las dos hermanas del joven se encuentran actualmente en Tolouse (Francia) junto a la pareja del mismo, encargándose de las gestiones relativas a la repatriación del cuerpo, siendo atendidas por el cónsul español en dicha ciudad gala y por la Policía francesa, pero todavía no saben en qué momento podrán volar con el cadáver a Sevilla para terminar con esta pesadilla, aunque ha manifestado su esperanza respecto a que la repatriación pueda ser consumada a lo largo del fin de semana.