Concentración en Lora del Río
Concentración en Lora del Río - L.G.
Educación

Gelves, Pilas o Alcalá de Guadaíra empiezan el curso con deficiencias en institutos y colegios

Movilizaciones contra la falta de mobiliario en las aulas, las obras o los vertidos en algunos centros

A..Otero/L.Garrido
SevillaActualizado:

El curso se iniciará el próximo lunes en los institutos de ESO, Bachillerato y FP. La Junta de Andalucía ha elegido para dar el pistoletazo de salida el centro más premiado y el delegado de Educación, Joaquín Pérez Blanes, inaugurará el periodo escolar en el IES Isbilya de Sevilla, el centro en el que el pasado mes de junio siete estudiantes obtuvieron el premio extraordinario de Bachillerato.

Sin embargo en la provincia hay algunos centros en los que los padres no están tan satisfechos. Es el caso del IES Gelves, cuyos padres han denunciado que hay un grupo de estudiantes sin aula ni mobiliario adecuado. Después de que el curso pasado les prometieran caracolas siguen esperando que lleguen las reformas.

Por ello este viernes el Ampa del instituto ha presentado un escrito en la Delegación de Educación en el que denuncia que la situación del centro es «de absoluto desbordamiento» superando las ratios en todas las clases «incluso después de haber ido privando al centro año tras año de sus aulas específicas y zonas comunes».

Es una situación que, según denuncian, se produce como consecuencia de que la obra de ampliación que llevan siete años esperando sigue sin estar licitada.

Por tanto, según dicen, les queda una larga espera pese a que se trata del único instituto del pueblo. Por ello los padres, que tienen la intención de realizar una movilización el primer día de clase, solicitan a la Junta de Andalucía que les de una respuesta «urgente, digna y adecuada» para que los alumnos reciban la atención educativa que merecen.

Vertido en el sótano

Mientras eso ocurre en Gelves, en algunos otros colegios de Infantil y Primaria también ha habido problemas durante los primeros días del curso. Así en Pilas, en el CEIP Virgen del Rocío, los estudiantes de primero a sexto de primaria no han podido comenzar aún por un vertido de gasoil en el sótano del colegio.

Por ello realizaron un muestreo y estudio del edificio de manera preventiva para garantizar la calidad ambiental para el alumnado y profesorado. Sin embargo pese a que esas muestras se tomaron el miércoles, hasta el lunes o martes no está previsto obtener los resultados, por lo que como mínimo no comenzarán las clases hasta esos días.

Un operario municipal fue quien dio el aviso el pasado martes por un fuerte olor y encontró una fuga que había dado lugar al vaciado del depósito de gasoil de las calderas. El alcalde, Leocadio Ortega, agradeció a la comunidad educativa la comprensión ante el aplazamiento como medida preventiva y destaca el esfuerzo de los trabajadores municipales que trabajaron mañana y tarde del martes junto a los bomberos en las labores de limpieza.

En Lora sin ventanas

En Lora del Río e curso escolar arrancó el pasado 10 de septiembre en todos los colegios del municipio menos uno, el CEIP Virgen de Setefilla, a causa de unas obras de climatización que se están realizando en este centro educativo y que a la fecha aún no están finalizadas, razón por la cual las madres y padres de este colegio se han negado a que sus hijos acudan a él, por considerar que no está en las condiciones óptimas de seguridad para los niños.

Se encuentra, entre otras cosas, sin ventanas y sin la limpieza adecuada de sus instalaciones. Es por ello, que a las doce de la mañana del martes pasado, protagonizaron una concentración a las puertas del centro, ubicado en la Barriada de Nuestro Padre Jesús del municipio, para mostrar su malestar por unas obras inacabadas que se iniciaron a principio de verano. Dichas obras de climatización responden a una subvención de Diputación de Sevilla, enmarcada en el Programa Supera VI, que asciende a 84.444,82 euros para este centro en concreto.

La presidenta del AMPA del colegio Virgen de los Reyes, Isabel Hidalgo, indicó que el Inspector de la Delegación de Educación ha visitado el centro y les explicó que se está tramitando un aplazamiento del comienzo del curso que espera que Delegación dé el visto bueno, comprometiéndose en tener terminadas las obras para el día 16. Mientras tanto, los alumnos seguirán sin asistir a clase.

A ello hay que unir las protestas en el CEIP Rodríguez Almodóvar, en Alcalá de Guadaíra, donde los padres convocaron una huelga de aulas vacías porque consideraban que, tras las obras de ampliación, no había «suficiente seguridad».

Sin embargo tanto el Ayuntamiento alcalareño como por la Agencia Pública Andaluza (dependiente de la Consejería de Educación), lo han desmentido insistiendo en que los alumnos han estado conviviendo con estos trabajos desde el pasado enero «con total normalidad». Otras incidencias menores se produjeron en Las Cabezas en el CEIP San Juan Bautista, donde los alumnos se incorporaron con un día de retraso por las labores de limpieza tras la restauración.