Agentes de la Guardia Civil en la operación Rascaflor
Agentes de la Guardia Civil en la operación Rascaflor - G.C.
Sucesos

La Guardia Civil desmantela una peligrosa organización criminal de venta de droga en la provincia de Sevilla

Los nueve detenidos fueron puestos a disposición judicial y cinco de ellos ingresaron directamente a prisión

SevillaActualizado:

Un nuevo golpe contra el narcotráfico en la provincia de Sevilla. A primeros del mes de enero de 2018, el Grupo de Investigación de la Guardia Civil de Cazalla de la Sierra inicia la «Operación Rascaflor» tras sospechar de la existencia de un grupo organizado que se dedicaba a la venta de sustancias estupefacientes en varios domicilios de las localidades de Peñaflor (Sevilla) y Palma del Río (Córdoba).

Los agentes confirman la existencia de dicha organización criminal que actuaban con el siguiente «modus operandi»: el líder, residente en la localidad de Palma del Río (Córdoba), tras adquirir las sustancias estupefacientes, las transportaba en su vehículo hasta la localidad de Peñaflor, donde sus colaboradores, formados principalmente por miembros de su familia, la vendían en sus domicilios a los drogodependientes de la zona.

Tras realizar numerosas vigilancias, aprehensiones y otros tipos de investigaciones y tras poner en conocimiento todos los hechos a la autoridad judicial competente, se realizan registros en cinco domicilios; cuatro en la localidad de Peñaflor y uno en la localidad de Palma del Río, con el resultado de nueve personas detenidas como supuestos autores de un delito contra la salud pública y pertenencia a organización criminal, todos ellos de nacionalidad española, siéndole aprehendidos dinero en efectivo, útiles para pesar, cortar y envasar droga.

Entre las sustancias incautadas por la Guardia Civil hay 35 papelinas de heroína, 24 papelinas de cocaína, 37 bolsitas de marihuana y otras tantas de hachís, 14 plantas de marihuana en un cultivo interior, dos vehículos y numerosas armas prohibidas. Los detenidos fueron puestos a disposición judicial y cinco de ellos ingresaron directamente a prisión.