Los supuestos estafadores se hacían con ansiolíticos, que no pueden adquirirse sin receta
Los supuestos estafadores se hacían con ansiolíticos, que no pueden adquirirse sin receta - J. R. L.
Sucesos

La Guardia Civil investiga a una pareja por falsificación de recetas médicas en Lora del Río

Manipulaban las recetas con intención de obtener fármacos sedantes y ansiolíticos cuya dispensación no puede realizarse sin prescripción de un facultativo

SevillaActualizado:

La Guardia Civil de la localidad sevillana de Lora del Río investiga a una pareja de la localidad por un supuesto delito continuado de falsedad documental y usurpación de estado civil, ya que presuntamente ha falsificado recetas médicas.

Tras conocer la Guardia Civil, según ha informado en un comunicado, de la existencia de varias recetas supuestamente falsas en distintas farmacias de la localidad, iniciaron las investigaciones sobre estos hechos consistentes en adquirir el mismo tipo de fármaco y usar recetas falsas o manipuladas.

Inspeccionaron todas las farmacias de Lora del Río y encontraron un total de cinco recetas en las que coincidían plenamente todos los datos -número de receta, código de validación, medicamente prescrito, identidad del paciente e identidad profesional facultativo así como su firma-.

Tras completar las investigaciones, la Guardia Civil averiguó la identidad de dos personas, F.J.B.J. y su pareja sentimental, M.C.E.M.A., ambos vecinos de Lora del Río, como presuntos autores de delitos continuados de Falsedad Documental y Usurpación de Estado Civil, ya que supuestamente entregaban en las farmacias recetas manipuladas, alteradas o reproducidas en todo o en parte, induciendo a error al simular apariencia real, con la intención de obtener fármacos sedantes y ansiolíticos cuya dispensación no puede realizarse sin receta médica.

Tras registrar el domicilio de Lora del Río donde reside la pareja investigada, intervinieron una receta en blanco matriz, 18 recetas privadas manipuladas, tres cajas de medicamento Diazepan, cinco dispositivos de almacenamiento -tarjetas de memoria y pendrive-, una CPU (ordenador sobremesa), una impresora en color, tres teléfonos móviles.

La Guardia Civil ha detallado que mantuvo una estrecha relación con el Colegio de Médicos y de Farmacéuticos de Sevilla, que colaboraron en todo momento con las investigaciones realizadas.

Por todos los hechos descritos fueron detenidos y puestos a disposición judicial de F.J.B.J., de 36 años de edad, y de su pareja sentimental, M.C.E.M.A., de 42 años de edad, ambos vecinos de Lora del Río.