El trayecto Sevilla-Cádiz pasará a costar para los turismos 7,34 euros a partir del 1 de enero
El trayecto Sevilla-Cádiz pasará a costar para los turismos 7,34 euros a partir del 1 de enero - ABC
Lebrija

Indignación en Lebrija por el aumento del peaje de la AP-4

El alcalde, el consejero de Empleo y la secretaria de la FAMP critican la medida adoptada por el Gobierno central

SEVILLAActualizado:

La decisión del Gobierno central de subir el precio del peaje de la autopista AP-4 que une Sevilla con Cádiz no ha sentado nada bien en Lebrija. El alcalde de la ciudad, José Benito Barroso (PSOE), ha expresado su disconformidad sobre este incremento y ha señalado el perjuicio que supone para el municipio la subida que se aplicará a partir del 1 de enero pasando a costar para los turismos el trayecto entre las dos ciudades de los 7,20 euros actuales a 7,34 euros.

El primer edil lebrijano ha calificado este anuncio como una «mala noticia», señalando que «este verano veíamos cómo el Gobierno central costeaba parte de las autopistas gallegas y hoy amanecemos con la noticia de la subida del coste de la nuestra». Para Barroso se trata de «un agravio comparativo respecto a otras regiones de España».

El alcalde ha recordado que recientemente el pleno municipal de Lebrija aprobó por unanimidad una moción en la que se pedía al Gobierno de España que con carácter inmediato, el 1 de enero de 2018, se liberalizara el peaje de la AP-4, «pero esta noticia es totalmente contraria, ya que en lugar de liberar lo que hacen es aumentar el precio».

Estas declaraciones las ha realizado el alcalde de Lebrija durante la celebración en la ciudad de la jornada autonómica «Consolidación y modernización del comercio ambulante en Andalucía» a la que ha acudido el consejero de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía, Javier Carnero. El responsable autonómico ha indicado que la medida adoptada por el ejecutivo que preside Mariano Rajoy «no tiene ningún sentido». Carnero considera que «la obra está ya más que amortizada».

El consejero ha puntualizado que el Ministerio de Fomento «de manera recurrente, continua, sin cansancio y con tesón, sigue castigando no solo a esta comarca sino al tránsito normal de mercancías entre Cádiz y Sevilla, y esto no tiene sentido ninguno». Ha añadido que este aumento de las tasas del peaje «se califica por si solo y supone, como el resto de las políticas que hace el Gobierno central, un claro castigo hacia lo que nosotros tratamos de defender: la libre circulación de personas entre dos provincias y por supuesto el comercio y libre transporte de mercancías, con la necesidad de esta arteria vital».

La secretaria general de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Teresa Muela, presente en la jornada de comercio ambulante, también se ha pronunciado destacando que «al final los perjudicados son siempre los mismos, la ciudadanía. Por eso esperamos que el Gobierno de España recapacite y se libere el peaje».