La Junta no hizo un paso elevado por la promesa del desdoble
Raynaud: «El coste del paso elevado era insignificante para lo que podría mejorar el tráfico en la zona»

La Junta no hizo un paso elevado por la promesa del desdoble

La obra ha sido utilizada como coartada para mantener el peaje

M. D. A.
SEVILLA Actualizado:

El desdoble de la N-IV ha sido utilizado por el Gobierno central como excusa o coartada para mantener el peaje de la autopista AP-4, a lo que se oponen todos los alcaldes de los pueblos afectados, la mayoría del PSOE. El PP llegó a presentar una propuesta a la Junta de Andalucía para que se ejecutase un paso elevado en el cruce de la A-471 (carretera autonómica) con la N-IV, a la altura del Torbiscal. La petición, según cuenta a ABC el diputado popular Jaime Raynaud, se basaba en la peligrosidad de ese cruce que es «una trampa mortal» como dan fe los carteles que avisan de su peligrosidad bastantes metros antes de llegar al mismo, y que es usado por quienes se dirigen a las playas gaditanas de Rota, Sanlúcar de Barrameda o Chipiona. La propuesta fue rechazada por el PSOE porque aunque la obra tiene un coste «insignificante» para lo que podría mejorar la circulación en la zona y que se podría incluir en el Plan Más Cerca, consideró, según Raynaud, que no era necesario llevarla a cabo porque estaba pendiente el desdoble de la N-IV. Hoy en día ni hay fecha para el desdoble ni para el paso elevado que reduzca la peligrosidad del cruce.

El PP también reclamó a Fomento que actúe para mejorar la circulación por la zona. El Ministerio tiene en sus presupuestos una partida —el 5% del presupuesto destinado a carreteras— destinado a suprimir peajes de autopistas y los populares reclamaron en el Congreso que se incluyese en esa partida el tramo de Sevilla-Jerez de la AP-4. No fue posible. Este mismo año (en abril) se han liberado de peaje en Cataluña —en la AP-7 los peajes entre Martorell y Salou y en la AP-2, el de El Vendrell— y Santander, destacó Raynaud.

La situación, dolorosa por las muertes que se producen en un tramo de la N-IV que es usado diariamente por miles de sevillanos para ir a trabajar o para acudir al mismo hospital de Valme, se hace más chocante cuando el desdoble es una reivindicación que en su día abanderó el PSOE aunque luego la rechazara hasta siete veces en el Congreso y en el Parlamento andaluz. Las propuestas de los populares han tenido más apoyo en los ayuntamientos de los municipios más afectados. Hace unas semanas el PP presentó una moción en el Ayuntamiento de Dos Hermanas que, sorpresivamente, tuvo el respaldo del PSOE, pidiendo la ejecución del desdoble; lo mismo ha pasado en los municipios de Jerez de la Frontera, El Cuervo, Lebrija y Los Palacios, aunque en este caso en el pleno que se debatió no estuvieron presentes los ediles socialistas.

Tanto el elevado número de vehículos que transitan diariamente como el número de accidentes, no han sido tenidos en cuenta ni para agilizar el rescate del peaje ni siquiera para poner en marcha actuaciones que permitieran la mejora de la N-IV en sus tramos más peligrosos.