El hombre acusado de asesinar a su madre y a su hermana en la vivienda familiar de Arahal
El hombre acusado de asesinar a su madre y a su hermana en la vivienda familiar de Arahal - EP
Tribunales

El jurado declara culpable al acusado de matar a su madre y a su hermana en Arahal

La Fiscalía mantiene su petición de 23 años de cárcel por cada asesinato

SevillaActualizado:

El jurado popular que ha enjuiciado desde la pasada semana a Juan Antonio P.B. en la Audiencia de Sevilla, acusado como presunto autor de asesinar a su hermana y a su madre en su casa de Arahal en diciembre de 2016, asestándoles 96 y 43 puñaladas, respectivamente, lo ha considerado culpable de dar muerte a las dos mujeres.

El jurado ha hecho público su veredicto de culpabilidad al mediodía de este martes, concluyendo que Juan Antonio P.B. es culpable de dar muerte a su hermana y su madre entre la madrugada y la mañana del día 12 de diciembre, en concreto entre la una y las dos de la madrugada a la hermana, y las nueve y las dos de la tarde a la madre. Las mató deliberadamente y sin que tuvieran posibilidades de defenderse, pues fue un ataque sorpresivo.

A la hermana la atacó mientras se encontraba en su cuarto dormida y semidesnuda. Después esperó escondido y atrincherado en su casa, con todas las puertas y ventanas cerradas por dentro, a que llegara su madre del trabajo para atacar, también, por sorpresa.

Además, dado el elevado número de cortes y puñaladas ocasionadas a las víctimas, le causó un «inhumano e innecesario» sufrimiento a la madre y a la hija. Pretendía, según el jurado, asegurarse dar muerte a las dos. Como consecuencia de las heridas ocasionadas por el cuchillo sufrieron shock hipovolémico.

Ni consumo ni adicción a las drogas

El jurado considera no probado que el consumo de drogas o adicción a las sustancias estupefacientes hubiesen alterado las capacidades de Juan Antonio aquella noche para comprender los crímenes que llevó a cabo. De esta manera, descarta la eximente completa de drogadicción y la atenuante de adicción que alegaba la defensa para pedir la absolución de su cliente.

De otro lado, el jurado se ha mostrado no favorable a solicitar al Gobierno de la Nación el indulto parcial o total para Juan Antonio, así como la suspensión de la pena que le fuere impuesta en la sentencia.

Tras conocer el veredicto de culpabilidad, la Fiscalía y las acusaciones han mantenido las penas solicitadas para Juan Antonio como culpable de matar a su madre y su hermana. Así, el Ministerio Público ha pedido 23 años de cárcel por cada asesinato, mientras las acusaciones que ejercen dos de los hermanos del encausado solicitan 24 años por cada víctima. Además, las acusaciones exigen que le sean impuestas medidas de alejamiento por un largo periodo de tiempo de su municipio, Arahal, y de su familia.

La defensa, que durante toda la vista oral ha insistido en que el acusado tenía las capacidades abolidades y no existía responsabilidad en los hechos cometidos por el consumo y adicción a la cocaína, ha modificado su petición de pena, pasando de la libre absolución a que la pena mínima posible por el delito de asesinato.